LifeStyle

10 señales de que alguien está espiando tu móvil

Tu teléfono móvil guarda información personal muy valiosa como archivos, contactos, fotos, mensajes o vídeos, lo que hace que sea objetivo para hacer fraudes financieros y robos de identidad. Hoy día, la conectividad es algo común y llaman la atención de hackers y delincuentes, por lo que te contaremos 10 señales que te ayudarán a saber si alguien está espiando tu teléfono.

Recibes textos de seguridad.

Si tu teléfono ha sido hackeado, es probable que empiecen a llegar mensajes de seguridad que te informan de que se ha accedido a tu correo electrónico utilizando un nuevo dispositivo, también enlaces para restablecer la contraseña o correos electrónicos de verificación de que te has registrado en nuevas cuentas que tu no conoces.

Te llegan mensajes amenazantes.

George Waller, director general de empresas de seguridad informática afirma: «En estos mensajes un tercero te pide dinero diciendo que va a publicar fotos y mensajes que solo podrían haber salido de tu teléfono, siendo este uno de los casos más frecuentes de extorsión virtual».

Te bloquean.

El empleado de una compañía de seguros, Mike Tanenbaum comenta: «También puedes tener tus buzones de correo electrónico legítimos bloqueados por los filtros de spam de otras personas porque tus comunicaciones ahora parecen provenir de una fuente sospechosa».

El móvil  se calienta mucho y con rapidez.

Un dispositivo caliente, incluso cuando no está en uso, es una señal probable de que los datos de internet se están consumiendo más rápido de lo habitual. Si los consumidores notan que siguen excediendo sus límites de datos, alguien puede estar invadiendo tu información privada y copiándola a sus bases de datos.

Realizas recargas en sitios públicos.

Las estaciones de carga maliciosas se aprovechan de que el USB se utiliza tanto para la transferencia de archivos como para la carga. Algunos hackers también pueden vigilar cada una de tus pulsaciones mientras están conectados. Así que lo mejor es no apresurarse a conectar el móvil en cuanto veamos un enchufe.

Notas mensajes o llamadas que no has realizado.

Es muy peligroso encontrar llamadas y mensajes de texto a números de tu lista de contactos que no has enviado. Esto debe ser vigilado con mucho cuidado, ya que algunas llamadas pueden ser a números de tarificación adicional, con los que el malware obliga a contactar a tu teléfono.

La carga de la batería no dura.

Esta es una señal clara de que tu teléfono ha sido hackeado. El software espía en el teléfono está activado todo el tiempo, por lo que consume mucha energía y drena la batería con rapidez. Si se producen pérdidas de energía con regularidad, es posible que su teléfono móvil haya sido invadido.

Aplicaciones que no has instalado aparecen en la pantalla de tu móvil.

Los usuarios que sufren de un hackeo pueden encontrar nuevas e inusuales aplicaciones que aparecen en sus menús o en la configuración de su teléfono. Comprueba siempre qué aplicaciones se están ejecutando y, si algo parece no deseado, comprueba si la aplicación que consume la batería es conocida por contener malware.

El teléfono móvil no se quiere apagar.

Si algo te parece extraño con tu teléfono móvil, intenta apagarlo. Mira cómo reacciona cuando lo apagas. Los teléfonos que han sido pirateados a menudo no se apagan correctamente o nunca y su funcionamiento es lento desde el inicio.

Escuchas ruidos extraños de fondo.

Los zumbidos, la estática u otros ruidos extraños pueden ser una señal de que alguien te está espiando. Aunque todos los teléfonos móviles pueden tener ruidos extraños de vez en cuando, es mejor comprobar si hay otras señales invadiendo el dispositivo. Si escuchas ruidos extraños cuando tu teléfono no está en uso, sin duda es una bandera roja.

Publicaciones relacionadas