Salud

Si la madre tiene sobrepeso, la leche materna es diferente

La composición de la leche materna en madres con peso normal es diferente a la de las madres con sobrepeso. Esto es lo que revela un nuevo estudio.

La composición de la leche materna en mujeres con sobrepeso es diferente a la de las mujeres con peso normal. Esto es revelado por un nuevo estudio publicado online en The American Journal of Clinical Nutrition, según el cual los cambios en los metabolitos de las moléculas pequeñas presentes en la leche materna representan posibles factores de riesgo para la obesidad infantil.

Se sabe que la obesidad materna es uno de los factores que predicen la obesidad infantil, una afección que a su vez aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 y otras complicaciones de salud.

Nuestro objetivo es identificar los primeros factores de riesgo que predicen la obesidad infantil.

Los autores del estudio explican, que analizaron la leche materna y las medidas corporales de los niños (grasa y músculos) al mes y a los seis meses de edad, en una muestra de 35 parejas madre-hijo. Las madres se clasificaron según el índice de masa corporal (IMC) antes del embarazo, y los expertos analizaron la concentración de 275 metabolitos individuales presentes en la leche materna.

A un mes de edad, se encontraron 10 metabolitos que diferenciaban las madres con sobrepeso u obesas de las madres con peso normal. De estos, cuatro se han identificado como derivados de nucleótidos y tres fueron identificados como carbohidratos complejos llamados oligosacáridos, que pueden alterar el microbiota intestinal. A los seis meses de edad, los análisis revelaron que 20 metabolitos diferían en las madres con sobrepeso en comparación con las madres más delgadas. Además, la adenina presente en la leche de madres obesas o con sobrepeso se asoció con un mayor aumento de peso en los recién nacidos.

Nuestros resultados sugieren que una combinación específica de factores – derivados de nucleótidos y carbohidratos complejos – podrían ser objetivos terapéuticos para mejorar el perfil de la leche materna y posiblemente proteger a los niños de la obesidad.

Esta investigación representa un gran paso para comprender que el peso y la salud de una madre pueden influir en las características de la leche materna y, a su vez, puede afectar la salud del bebé. Los investigadores están sentando las bases para intervenciones (dieta, consumo de drogas o ejercicio) que pueden mejorar la calidad de la leche materna en madres obesas y con sobrepeso.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.