Siete cosas que estás reciclando mal

Hoy te contaremos sobre siete cosas que quizás estás reciclando mal, para que así puedas aprender la manera correcta de separar y reciclar los residuos que generan en casa.

Es normal encontrarse con situaciones en las que no sabemos cómo reciclar algunos objetos. Si es de tu interés que la basura esté bien organizada, no está bien confiar en tu intuición del momento, debido a que hay casos en los que es muy difícil determinar cómo reciclar correctamente. Por eso, hoy te daremos un pequeño listado de cosas que puedes estar reciclando mal y que es momento de aprender a ubicarlas.

Pañales usados.

Durante sus dos primeros años, un bebé usa al menos unos 5 mil pañales. Es importante aprender a distinguir entre pañales biodegradables y no biodegradables. Los que no son biodegradables no pueden ser reciclables y deben ir en el contenedor para indiferenciado.

Por otra parte, los pañales biodegradables, fabricados a partir de materiales naturales y fibras vegetales, se descomponen en pocos días o semanas y cuentan con su propio contenedor, llamado «devorador de pañales».

Vasos desechables.

Creemos que es una duda que todos hemos tenido al menos una vez. En la actualidad, la mayoría de los vasos desechables vienen cubiertos por una capa de poliestireno y polipropileno, esta capa debe ser eliminada especialmente, por lo que van en el contenedor para plásticos. Los productos desechables como platos, vasos y cubiertos también deben ser tirados en el contenedor para plástico. Nuestro consejo siempre va a ser evitar por completo los productos desechables y dar más prioridad a utensilios hechos de otros materiales como madera o cerámica.

Vasos de yogur.

Los vasos de yogur pueden ser reciclados con el plástico, ya que entran en la categoría de envases, pero el protector metálico con el que viene deber ser echado al contenedor de metales. Además, es importante lavar bien estos contenedores antes de tirarlos y no acumularlos durante mucho tiempo.

Cajas de pizza.

Es importante separar la parte limpia y la sucia de la caja. La parte que queda intacta puede romperse y reciclar en papel, mientras que la parte sucia con grasa se puede tirar siguiendo las normas establecidas por el departamento de limpieza de la ciudad.

Bolsas plásticas.

¿Estas bolsas deben ir al contenedor de plástico? La respuesta es sí, pero tienen que estar limpias antes de ser depositadas. De todas formas, la mejor opción siempre será utilizar bolsas 100% biodegradables o reutilizables.

Documentos y toallas de papel.

Las toallas de papel deben ir en la papelera, ya que son biodegradables. Pero, para el caso de los recibos deben eliminarse siguiendo las normas de la ciudad, ya que se trata de papeles que tienen altos contenidos de tinta, estos no deben tirarse a la papelera bajo ninguna circunstancia porque echaría a perder el proceso de reciclaje. Los recibos están hechos con un papel químico que reacciona al calor y que dañan los procesos de reciclaje, lo mismo ocurre con el papel de fax.