LifeStyle

Los signos del zodiaco y el divorcio: ¿cuáles son los menos adecuados para el matrimonio?

Los signos del zodiaco y el divorcio: cuáles son los menos adecuados para el matrimonio y sobre todo cuáles son las parejas que no pueden funcionar por mucho tiempo.

Hay quienes creen mucho y quienes no creen en absoluto, después de todo la astrología no es una ciencia real. Pero como sucede en muchos casos y en muchas situaciones, parece haber una gran correlación entre los signos del zodiaco y el comportamiento humano. Hoy hemos decidido hablar con usted sobre la relación entre los signos del zodiaco y el matrimonio.

Parece que hay algunas parejas de signos que no están hechos para el matrimonio y que deberían tener cuidado de no ponerse el anillo en el dedo. Especialmente hablaremos de cómo cada signo podría afectar a la relación matrimonial y por qué no funcionaría.

Los signos del zodiaco se dividen en cuatro grupos: agua, aire, fuego y tierra. Cada uno de estos grupos tiene diferentes actitudes que, en consecuencia, afectan a los signos, a sus formas de pensar y de comportarse. Descubramos algo más juntos.

Los signos del zodiaco y el divorcio: ¿cuáles son los menos adecuados para el matrimonio?

Aries + Escorpión

Los Aries y los Escorpión no podrían estar más distanciados… Blanco y negro, fuego y agua, el diablo y el agua bendita… Mientras que Aries es una persona dinámica, definitivamente muy terca y conducida por una pasión interior que la impulsa a lograr grandes cosas. El Escorpión en cambio, es tranquilo y considerado. El primero es capaz de asumir riesgos sin pensar en las consecuencias, el segundo es mucho menos impulsivo y valiente. El escorpión siempre actúa con pleno conocimiento de los hechos y no se deja fascinar por lo desconocido. No hace falta decir que una relación entre ellos nunca puede ser armoniosa. Escorpión está muy atento a sus ahorros mientras Aries intenta satisfacer todos sus placeres.

Tauro + Sagitario

Tauro es uno de los signos más fieles y estables del zodíaco y en su vida busca una gran estabilidad como pareja. Todo lo contrario es el Sagitario que en cambio odia aburrirse y por lo tanto siempre está buscando acción y novedad. Los nacidos bajo el signo de Sagitario son positivos y juguetones y odian la rutina. Estos dos signos tendrán que lidiar con una relación venenosa en la que uno pedirá su libertad, el Sagitario, mientras que el otro tratará de sofocarle con todos los medios, el Tauro.

Géminis + Leo

Los nacidos bajo el signo de Géminis son muy habladores y curiosos, les gusta la aventura y odian la monotonía. Les gusta salir, hacer nuevas amistades y compartir sus intereses con la gente que aman. El Leo de su lado muestra un carácter orgulloso y egocéntrico. El Leo puede sentirse muy desairado por un Géminis, por su locuacidad y su actitud para socializar con todos.

Virgo + Acuario

Virgo es un perfeccionista y analiza todo para no cometer errores. No tiene una gran autoestima y por lo tanto busca continuamente la aprobación de su pareja… Acuario es un libre pensador que sólo confía en sí mismo. Asume plenamente su espíritu evasivo y despreocupado. El primero quiere una relación exigente y evolutiva, el segundo odia los compromisos y las limitaciones.

Libra + Piscis

Libra es un signo que utiliza mucho la lógica y la inteligencia, logra construir su propia vida dotándose de los medios concretos para satisfacer sus aspiraciones. Nunca actúa sin pensar antes. Por el contrario, Piscis está lejos de pensar. Un signo dinámico y frenético, debe estimular su imaginación.

Capricornio + Cáncer

Capricornio es un signo muy, muy determinado y utiliza la lógica en todo lo que hace. Tiene un carácter fuerte, pero lleno de fragilidad, lo que le impide expresar sus sentimientos, haciéndolo encerrar como un erizo. Los nacidos bajo el signo del cáncer son muy emocionales y siempre necesitan que su pareja exprese su amor día tras día. Esta gran diferencia en la expresión de los sentimientos puede hacerlos vacilar.

También puedes leer: Un implante cerebral para monitorear la función cerebral y tratar desórdenes neurológicos: la última apuesta de Elon Musk

Publicaciones relacionadas