Sólo ha comido pasta durante 20 años. Hoy está en peligro de perder su vista

Jade Youngman sólo ha comido pasta; hoy, a la edad de 25 años, empezó a temer por su salud, pero no encuentra ningún remedio.

Prácticamente toda su vida una chica de Norwich, Norfolk, se ha alimentado sólo de pasta y algunos otros carbohidratos. Después de unos 20 años de alimentación irregular, la joven de hoy corre el riesgo de sufrir graves daños en su salud. Jade Youngman es consciente de las posibles e irreversibles consecuencias, pero admite que no puede resistirse. La joven de 25 años, consultora de negocios, sólo come pasta, pizza, papas fritas y nuggets de pollo; aunque está plenamente convencida de lo equivocado que puede ser esto, no puede cambiar sus hábitos.

Los riesgos de comer sólo pasta

Jade Youngman admitió que le aterrorizaba quedarse ciega. La joven, aunque es consciente de los posibles daños que podrían derivarse de sus malos hábitos alimenticios, no puede comer ningún otro alimento que no sea pasta (combinada con unas cuantas rebanadas de pizza y unas cuantas porciones de papas fritas). En 2013, la chica de 25 años descubrió que tiene ARFID, un trastorno relacionado con ciertos alimentos. Esta patología particular se caracteriza por una relación de evitación/restricción hacia ciertos alimentos que no son tolerados: el sabor, la textura, el olor o la apariencia. Jade confiesa:

«La forma en que describo lo que siento es que, si alguien pone un plato de fruta o verdura delante de mí, es como si me dieran un plato de excremento de perro y dijeran, ¡Come!”.

La joven consultora de negocios también añade:

«Si como eso, voy a vomitar. Y si la veo, me siento triste y nerviosa. Sé que no me moriré si lo como y también sé que probablemente sabrá bien, pero no puedo llevármelo a la boca. Lo he intentado e intentado, pero no puedo».

Antes de comer sólo pasta, Jade recuerda que hasta los tres años comía cualquier cosa. Luego comenzó a tener rechazo a la mayoría de los alimentos. Los doctores le dijeron que «pasaría» con el tiempo, pero no fue así. La joven confiesa que debido a su trastorno sufre de ansiedad y depresión; pero su mayor temor es que pierda la vista por falta de vitaminas básicas. Jade concluye en este sentido:

«Haría cualquier cosa para curarme. Sólo quiero encontrar a alguien que me ayude».

También puedes leer: Los mensajes codificados que escriben los jóvenes en Tik Tok para pedir ayuda