Solo un hombre enamorado puede hacer estas 5 cosas en la cama

¿Está tu chico enamorado? Para averiguarlo, todo lo que tienes que hacer es preguntarte si él hace estas 5 cosas contigo debajo de las sábanas.

¿Cómo saber si un hombre está enamorado? Hay gestos y comportamientos que pertenecen solo a aquellos que tienen un sentimiento muy fuerte.

Aquí hay cinco cosas importantes, que solo un hombre enamorado hace en la cama con su mujer.

 

Te besa: el beso no es simplemente un contacto entre dos labios, sino la fusión de dos almas. Por eso los hombres consideran muy importante el beso. Para ellos, quienes a veces no son buenos con las palabras este gesto es una forma de expresar sus sentimientos. Si te está besando o buscando tu boca mientras están debajo de las sábanas, eso significa que está realmente enamorado.

La mirada: un hombre enamorado puede reconocerse simplemente por sus ojos y la forma en que mira a su pareja. Si durante una relación sexual nunca te quita los ojos de encima, incluso cuando alcanza el placer, sigue mirándote fijamente, buscándote, significa que tiene un sentimiento muy fuerte por ti. Quiere transmitir sus emociones y entender si sientes lo mismo por él.

Calor: cuando los hombres se enamoran dejan de tener relaciones sexuales y comienzan a hacer el amor con su pareja. Esto significa que cambian la forma en la que miran las relaciones sexuales. La pasión es la misma, pero algunos matices varían. Por ejemplo, después de alcanzar el orgasmo, no se alejará de inmediato, sino que permanecerá un poco más a tu lado, quizás besándote y dándote un poco de amor.

Preliminares: a menudo, la ausencia de sentimientos hace que el sexo sea precipitado. Un hombre que solo busca el placer hará todo lo posible para alcanzarlo lo antes posible. ¿Cómo? Eliminando o reduciendo los juegos preliminares. Cuando se enamora, acabar bajo las sabanas contigo se convierte en un juego de seducción, no se preocupa por el tiempo y aprovecha para darte amor.

Eres su centro: el amor nos motiva a hacer cosas extraordinarias, incluso cuando se trata de sexo. Eso no significa que siempre querrá probar nuevas posiciones y lugares inimaginables para hacer el amor, pero siempre te pondrá en el centro. Su placer estará absolutamente ligado al tuyo y no podrá alcanzarlo a menos que te unas a él.