¿Son los problemas de estómago un síntoma de ansiedad?

Es la ansiedad en el estómago que puede llegar a complicar mucho la vida de las personas que la sufren. Entonces, ¿Cómo se puede controlar esa ansiedad en el estómago? Sigue leyendo, te lo contamos todo.

Padecer algún trastorno emocional como estrés, ansiedad o nerviosismo, puede interferir en el buen funcionamiento intestinal causando problemas como: acidez, dolor de estómago, dolor abdominal, náuseas, estreñimiento o diarrea. La ansiedad afecta al sistema gastrointestinal y a la calidad del sueño provocando alteraciones biológicas que dañan la salud.

Conozcamos las causas que desencadenan estos problemas.

Sufrir un estado de estrés implica atraer cosas negativas al organismo, comprometiendo su equilibrio y causando terribles consecuencias para la salud que pueden convertirse en crónicas.

Problemas como la ansiedad o el estrés, causan trastornos digestivos como estreñimiento o diarrea, originan una sobreproducción de jugos gástricos que generan reflujo, gastritis, úlceras, desestabilizando el equilibrio microbiológico intestinal. Además, pueden estimular la sensación de saciedad precoz provocando dolor de estómago.

Si se llega a padecer de alguno de estos síntomas, se aconseja tratar de nivelarse para restablecer el equilibrio gastrointestinal y psíquico.

En cuanto al sistema gastrointestinal, es bueno usar medicamentos procinéticos que son de venta libre, estos pueden mejorar la función digestiva y facilitan el tránsito de alimentos al intestino.

Para darle equilibrio a la microbiota del intestino, es aconsejable consumir alimentos o suplementos prebióticos o probióticos, de esta forma se reducirán los trastornos digestivos y los malestares estomacales.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Por lo tanto, para tener un buen equilibrio “cerebro-intestino”, la hormona de la melatonina tiene una gran influencia en esto, debido a que permite dormir mejor y regula la función gastrointestinal.

Si hablamos de estrés y todos sus síntomas, se debe tener en cuenta que para reducirlo lo ideal es llevar un estilo de vida equilibrado y una alimentación saludable, respetando los horarios de todas las comidas y no se deben ingerir con rapidez.

Masticar también es algo fundamental para el sistema digestivo, por lo cual debes comer siempre despacio. En los casos en que el estrés tenga la consecuencia de cerrar el estómago, lo que se debe hacer es introducir más snacks a lo largo de todo el día con alimentos como yogur, galletas, frutas o chocolates amargos, los cuales sean suficientemente digeribles.

Tratamientos.

Además de los medicamentos de venta libre que existen en el mercado, podemos encontrar numerosas técnicas de relajación que permiten mejorar estados de ansiedad como: yoga, respiración diafragmática y abdominal, meditación, acupuntura, masajes de cuello y hombros, entrenamiento autógeno.

En cuanto a los medicamentos naturales, encontramos las infusiones de manzanilla y tilo, que agregándoles miel y limón y bebiéndola antes de ir a dormir, pueden contrarrestar el insomnio favoreciendo a la digestión.