Salud

Trastornos del sueño: las 5 señales de que no estás durmiendo lo suficiente

Trastornos del sueño. Desafortunadamente, los trastornos psicológicos asociados con un descanso inadecuado son muy comunes. Y no es extraño, dado que vivimos en una sociedad muy diferente a la de hace décadas, donde todo avanza muy rápidamente y la tecnología ha explotado en nuestros hogares.

Dormir es muy importante para nuestra salud, pero cuando no dormimos lo suficiente, el cuerpo nos envía señales.

Cuando tienes una correcta higiene del sueño, duermes en los momentos correctos, respetas los ritmos circadianos y puedes tener un descanso continuo y tranquilo hasta el momento del despertar, el cuerpo se beneficia enormemente. Trabajamos bien, somos activos e incluso el estrés de nuestros días se vuelve más manejable.

Cuando sufrimos trastornos del sueño, el cuerpo pierde la condición equilibrada que le permitió funcionar de la manera correcta. Por lo tanto, estamos más cansados, emocionalmente más sensibles y víctimas de algunos síntomas típicos de aquellos que no están durmiendo lo suficiente.

Aquí están las 5 señales que el cuerpo nos envía cuando nuestro sueño no es suficiente.

  1. A menudo tenemos hambre:

Dormir poco y mal provoca no solo cansancio y fatiga, sino también un desequilibrio hormonal que se refleja en la sensación de apetito. Tenemos más hambre y nos cuesta sentirnos llenos. Culpa a la falta de sueño.

  1. Aumentamos de peso a pesar de la dieta y el deporte:

Seguimos una dieta estricta y nos movemos, pero a pesar de todo, aumentamos de peso. Tal vez no dormimos lo suficiente y nuestro cuerpo está en modo de ahorro total de energía. El metabolismo se vuelve más lento y engordamos.

  1. Somos más emocionales:

La falta de sueño también se refleja en nuestro estado emocional, haciéndonos más susceptibles, sensibles y menos tolerantes. Nuestra corteza prefrontal, responsable de nuestros procesos de toma de decisiones y nuestro comportamiento social, se pone a prueba al no dormir lo suficiente.

  1. Nos quedamos dormidos demasiado rápido:

A excepción de los niños pequeños y los gatitos, quedarse dormido inmediatamente, dentro de los 5 minutos después de tocar la almohada, no es normal. Lo más probable es que no estemos durmiendo lo suficiente y nuestro cuerpo nos lo recuerde, omitiendo todos los «juegos previos» y haciendo que nos derrumbemos en la cama.

  1. Somos más susceptibles a las enfermedades:

Si nuestro sistema inmunitario no funciona bien, la falla podría ser un mal sueño y un descanso nocturno insuficiente. Cuando dormimos producimos las llamadas células asesinas naturales, verdaderos carroñeros que nos limpian de desechos. Si no descansamos lo suficiente, la producción puede caer en un 50%, haciéndonos más susceptibles a los resfriados y enfermedades.

También puedes leer: 7 beneficios de dormir desnudo para la mente y el cuerpo

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo