LifeStyle

La verdad sobre los mitos más comunes sobre el sueño

A todos nos encanta dormir, ¿o no? Dedicar horas del día al sueño forma parte de nuestra vida cotidiana. Es una de las actividades más importantes para el ser humano, porque nos permite reponer nuestra energía y descansar nuestro cuerpo y mente. Pero, ¿sabías que hay muchos mitos sobre el sueño? Hoy queremos mostrarte los más importantes:

  1. Todo el mundo necesita dormir 8 horas

¿Cuántas veces has escuchado esto?

Las horas ideales de sueño continuo no son de ocho horas para todos, éstas dependen de la edad y se establecen de la siguiente manera:

Bebés de cero a dos meses de edad, deben dormir un promedio de 10 a 18 horas. A partir de los dos meses y hasta el año de edad, el tiempo es de 14 ó 15 horas. En el primer y segundo año de vida, lo ideal es que los niños tengan un sueño nocturno de 14 horas. A los tres y cuatro años, 13 horas nocturas están bien. Entre los cinco y 12 años de edad, deben dormir de 9 a 11 horas diarias. Mientras que a partir de los 13 y hasta los 17 años, lo recomendable son ocho a nueve horas y, en el caso de los adultos, lo mejor sí son siete a ocho horas por día.

  1. ¡Mientras más duermas,mejor!

Las personas que constantemente duermen más de nueve o 10 horas durante la  noche también se enfrentan a una serie de problemas de salud. Después de todo, dicen que ningún exceso es bueno.

  1. Si duermes mucho durante el fin de semana, recuperarás las horas de sueño

¿Crees que dormir un par de horas más durante el fin de semana será suficiente para reponer las horas de descanso perdida durante la semana? No es así. Es muy común pensar que si nos quedamos en la cama unas cuantas horas más de lo habitual recuperaremos aquellas horas de sueño que no hemos dormido anteriormente. Sin embargo esto no es del todo correcto debido a que nuestro cuerpo se guía por unos ciclos marcados por nuestro reloj interno. Alterar el ritmo circadiano que nos regula las horas de sueño, comida o las de realizar cualquier tarea cotidiana del día a día, lo que provocaremos es un cambio de ritmo que hará que nos cueste levantarnos, tengamos más sueño del normal y vayamos más cansados.

  1. Ver televisión antes de dormir perturba sueño

Relajarse y distraerse no es lo mismo. Esto es lo que hace la televisión. Tal vez en un principio sientas que te funciona este truco de mantener la TV encendida, pero, en realidad, la luz de la TV le indica a tu cerebro que debe mantenerse alerta. Por eso distintos investigadores coinciden en que debe apagar todos los artículos eléctricos para descansar mejor. ¿Qué tal si una que otra noche cambias la TV por un libro?

  1. Tomar una siesta afectará tu sueño durante la noche

Si y No. Si tu horario de siesta no es mayor a 30 minutos, aproximadamente, y está lejos de la hora de acostarte, podría beneficiar muchísimo tu salud. Estudios recientes demostraron que las siestas pueden mejorar tu capacidad de memoria, aumentar tu estado de alerta y rendimiento durante el día.

Toma en cuenta estas claves y disfruta de un reparador descanso durante la noche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.