¿Sufres de presión arterial alta? conoce los alimentos que debes evitar consumir

La hipertensión o presión arterial alta es una situación cada vez más común en el mundo. Es el principal factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares o cerebrales.

¿Cómo se presenta esta patología?

Se presenta cuando los vasos sanguíneos mantienen una tensión más alta de lo normal. Esto se da en el momento en que los valores de presión sistólica y presión diastólica son iguales o superiores a 140/90. Es una patología que puede ocurrir a cualquier edad, pero se manifiesta con más reiteración después de los 40 años.

La presión arterial puede tener varios orígenes, pero el principal es hereditario, los otros factores son sobrepeso u obesidad, la edad, no realizar actividad física, consumo de alcohol o tabaco, tener una dieta alta en sal (sodio) ,poco potasio, ciertas enfermedades crónicas o estrés. Se le conoce también como “asesino silencioso”, ya que con frecuencia puede ser invisible ante los síntomas y resultar inofensiva. No obstante, puede causar graves complicaciones como accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, aneurisma, síndrome metabólico, problemas con la memoria o el entendimiento, entre otros.

Cuando se sufre de hipertensión, se debe cuidar mucho la alimentación que se está llevando para así proteger el corazón y las arterias. Existen alimentos que disminuyen la presión arterial y otros que por el contrario la aumentan.

Estos son los alimentos que debes evitar para reducir la presión alta

Sal: es un alimento altamente peligroso cuando se sufre de hipertensión y enfermedades cardíacas. La mayoría de los alimentos contienen sodio, sobre todo aquellos que son industriales. La OMS recomienda consumir 1 a 3 gramos de sal por día para evitar de esta forma el aumento de la presión arterial. Se puede reemplazar la sal utilizando algunas clases de especias y hierbas aromáticas como el romero, orégano, cilantro y perejil, que le dan más sabor a las comidas.

Azúcar: su consumo excesivo se relaciona con el sobrepeso y obesidad y, por consiguiente, también se vincula con la presión alta. La OMS recomienda que los hombres deben consumir solo 27 gramos o siete cucharaditas al día. Mientras que las mujeres deben limitar su consumo a 23 gramos al día, lo que equivale a seis cucharaditas.

Bebidas alcohólicas: según los expertos, beber demasiado alcohol puede aumentar la presión arterial, pero en cantidades pequeñas puede llegar a disminuir la presión. Las bebidas alcohólicas también pueden producir que los medicamentos no funcionen de manera eficiente.

Embutidos: los embutidos y carnes frías son alimentos con alto contenido de sodio, una porción de 60 gramos de alguno de estos productos podría contener 500 miligramos de sal.

Otros alimentos que se deben evitar son:

  • Sopas enlatadas
  • Salsa de tomate en conservas
  • Piel del pollo
  • Lácteos enteros
  • Carnes rojas
  • Todas las grasas

Los médicos recomiendan consumir tres comidas al día y comer cinco porciones de verduras y frutas diarias. Recuerda siempre realizar actividad física y dejar de fumar.