Suiza elige: Se niega la reanimación a los pacientes ancianos con coronavirus

Protocolo de tratamiento en caso de hacinamiento en los cuidados intensivos. El presidente de los médicos: «Es muy pesado, pero así las reglas son claras».

6.592 contagiados y 10 muertos sólo en el día de ayer. Con una proporción de 494,9 casos por cada 100.000 habitantes. El doble en Italia y Austria, cinco veces más que en Alemania. Suiza está a punto de ser barrida por el pico de la pandemia y está corriendo para cubrirse. El documento preparado por la Academia Suiza de Ciencias Médicas y la Sociedad Suiza de Medicina Intensiva está en vigor desde el 20 de marzo, aunque oficialmente todavía no ha sido adoptado. El título es preciso: «Triaje de tratamientos de medicina intensiva en caso de escasez de recursos». A una pregunta que se está haciendo en todos los hospitales del mundo, Suiza está escribiendo una respuesta: «En el nivel B, la falta de disponibilidad de camas en cuidados intensivos, no se debe realizar ninguna reanimación cardiopulmonar».

Límites de edad para el tratamiento

La página 5 del documento indica los tipos de pacientes que no deben ser admitidos en la Unidad de Cuidados Intensivos: «Edad superior a 85 años. Edad superior a 75 años acompañada de al menos uno de los siguientes criterios: cirrosis hepática, insuficiencia renal crónica en fase III, insuficiencia cardíaca de clase NYHA superior a 1 y supervivencia estimada en menos de 24 meses». En el nivel A, con camas disponibles en la UCI pero con recursos limitados, los criterios para no ser admitido en reanimación son más severos. Entre otros: «Paro cardiovascular recurrente, enfermedad oncológica con una esperanza de vida inferior a 12 meses, demencia grave, insuficiencia cardíaca de clase IV de la NYHA, enfermedad degenerativa en fase terminal».

Como en la guerra

Ser tratado o no, será la prerrogativa de los médicos. O más bien el número de camas de hospital. Hasta el pasado lunes, los últimos datos disponibles, había 22.301 camas en Suiza, de las cuales 6.353 siguen libres. Con 586 pacientes ingresados por Covid-19, de los cuales 97 en cuidados intensivos y 29 intubados. Pero la progresión del virus es rápida. Las decisiones que los médicos suizos podrían tomar pronto son las mismas que las que enfrentaron en marzo los médicos de Bérgamo, abrumados por la primera ola de la pandemia. Trece de ellos habían escrito una carta al New England Journal of Medicine que había viajado por todo el mundo: «Los pacientes mayores no se reaniman y mueren solos sin ni siquiera el confort de los cuidados paliativos apropiados».

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

En Suiza, el mismo problema se convierte en un criterio médico.

Con una premisa escrita por los propios académicos y reanimadores: «Las decisiones deben tomarse con el fin de mantener el número de enfermos graves y muertos lo más bajo posible». Y sin embargo, incluso en la pragmática Suiza, esto ha causado una gran impresión, admite Franco Denti, el Presidente de la Orden de Médicos del Cantón de Ticino: «Cuando salió esta directiva saltamos de la silla. Decidir a quién resucitar y a quién no es pesado, muy pesado para cualquier médico. Pero este documento, que es público, es una garantía para los médicos y los propios pacientes que pueden no querer someterse a más tratamientos».

En el comunicado que presenta el protocolo, los académicos hablan de la necesidad de «tomar decisiones de racionamiento». Un término militar que se refiere a la medicina de guerra. Inevitable según el Presidente de los médicos del Tesino: «Cada decisión depende de los comités éticos de los hospitales. No sé si esto ya ha sucedido, pero estamos muy preocupados».

También puedes leer: La científica china que dice que el coronavirus fue creado en el laboratorio está vinculada a Steve Bannon