Cocina, recetas y alimentos

¿Te gusta el pan, pero no quieres comerlo para no subir de peso? Sigue estos consejos

Lo cierto es que el consumo de pan no es un motivo para subir de peso, pero debes tener en cuenta con qué lo acompañas. A continuación, te contaremos algunos trucos que te serán de mucha utilidad.

El pan es uno de los alimentos más consumidos por todos, ¿Quién no se ha preparado un sándwich como merienda? Este alimento es imprescindible en nuestra mesa, y además puede acompañar cualquier platillo, desde los desayunos, hasta esos pequeños antojos que nos dan en el transcurso del día.

Igualmente, es un importante ingrediente en la preparación de postres o comidas especiales. En definitiva, el pan es un producto al cual no podemos renunciar. Eso sí, su consumo debe ser moderado, ya que es rico en carbohidratos. Por tal motivo, hoy te traemos algunos consejos que te ayudarán a saber cómo puedes comer pan sin tener que subir de peso.

Comencemos haciendo énfasis en que el pan por sí solo no engorda. Los ingredientes necesarios para hace un pan son la harina (integral o tradicional), levadura, agua, sal o azúcar, todos son componentes simples y sencillos.

Lo único que puede llegar a variar son sus valores nutricionales, y esto ocurre debido al tipo de harina que se use, además de la cantidad de sal, aceite y la azúcar añadida. En realidad, si se usan las harinas refinadas con componentes procesados y grasosos provocarás que el índice glucémico aumente. Así, cuando se transforma el azúcar en grasa, es como se genera el incremento en la masa muscular. Por esta razón, se recomienda tener mucho cuidado al momento de elegir las harinas, una buna opción es la integral; además, trata de preparar panes que no sean tan pesados para el estómago y que el organismo los pueda digerir con más facilidad.

También se debe tener en cuenta la cantidad de pan que se consume al día. No debes exagerar su consumo para evitar los efectos secundarios de los que tanto se hablan, ya que esto puede hacer que tu organismo reaccione negativamente y provoque consecuencias no deseadas como la subida de peso.

Para nadie es un secreto que la mayoría de las personas disponemos de un mal hábito, el consumo excesivo de panes, galletas, bizcochos, bollería en lugar de alimentarnos de forma saludable, comiendo más frutas y verduras que aporten vitaminas, minerales y proteínas a nuestro cuerpo. Según los nutricionistas, las proteínas adicionales son perfectas para mantener un buen estado físico, ya que no son pesadas y poseen grandes dosis de grasas saludables. Sin embargo, no solo se debe consumir eso, sino que hay que llevar una dieta variada en la que no se deje por fuera a los hidratos de carbono como el arroz, las pastas y el pan, obviamente, todo tiene que ser en la cantidad adecuada para cada persona.

En conclusión, para que consumas pan sin tener temor a engordar, debes elegir preferiblemente la harina integral , no consumirla con mucha frecuencia y no acompañarlo con otro tipo de carbohidratos.

Publicaciones relacionadas