¿Alguna vez te has preguntado por qué las sábanas de los hoteles son blancas?

Normalmente cuando nos quedamos en una habitación de hotel la cama salta a la vista con sábanas perfectamente limpias, estiradas y perfumadas, pero ¿alguna vez has notado que siempre son blancas? Incluso en los hoteles más modernos o lujosos, la atención se centra en otros accesorios de decoración para hacer una habitación original: cabeceras de diseño, el último papel pintado, los cojines de colores brillantes o luces regulables, pero las sábanas siempre son blancas.

Razones para usar sábanas blancas

Son muchas y variadas, comenzando por el hecho de que el algodón blanco cuesta menos que el algodón de color y no se decolora a altas temperaturas. Una sábana blanca se puede lavar a mayor temperatura y se pueden tratar con desinfectantes que proporcionan unas sábanas completamente higienizadas y limpias. Además, este color permite detectar cualquier mancha, proporcionando mayor seguridad de limpieza que cualquier otro color.

Además, según algunos diseñadores de interiores, el blanco es siempre el fondo perfecto para cualquier otro tono o textura en el dormitorio, en definitiva, la sensación de limpieza, orden tranquilidad: todos los aspectos que los clientes aprecian en un hotel.

Por otro lado, el blanco es el símbolo de lujo. La blancura inspira lujo y sofisticación y se asocia a la pureza y la limpieza. No solo a la vista, sino que se supone que duermes mejor, y te sientes mejor en una cama blanca.

El blanco es un color eterno, que combina con cualquier otro color del espectro de luz. Se puede transformar una habitación periódicamente cambiando los accesorios como: las mantas, cuadros, cojines, cuadrantes y colchas según la última moda, y mantener las sábanas blancas sin necesidad de invertir.

Entonces, tanto por razones psicológicas como por motivos relacionados con la higiene, las sábanas blancas son las más adecuadas para una habitación de hotel.