LifeStyle

Por qué tenemos pesadillas? algunas causas psicológicas de estos sueños recurrentes

Levantarse en medio de la noche con miedo y con los nervios de punta por haber pasado por una horrible pesadilla es algo demasiado incomodo. Se ha comprobado que el cerebro tiene la capacidad de almacenar las imágenes que vemos durante el día y transformarlas fuera de nuestro control durante la noche, ya sea con lindos momentos en familia, viajando por el mundo o con sucesos increíbles que deseamos que nos sucedan, pero también sucede que puede mostrarnos terribles imágenes de seres queridos pasando por alguna tragedia, que alguien nos persigue, pérdidas materiales importantes o problemas en nuestro círculo social, las llamadas pesadillas. Sin embargo, ¿Por qué sucede esto? Según algunos expertos, existen 3 motivos que desencadenan las pesadillas.

Estrés y ansiedad.

El estrés y la ansiedad del día a día puede llegar a formar parte de nuestra cotidianidad, ya sea durante el día o por la noche en forma de pesadillas. La agonía de pasar por un suceso desesperante propio o ajeno, acontecimientos importantes como una intervención quirúrgica o el padecimiento de una mala enfermedad, pueden ser motivos claros para detonar las pesadillas. Todo esto ha sido publicado por un estudio realizado por Asociación Nacional Estadounidense para el Estudio de los Sueños, los cuales aseguran que los hechos ocurridos durante el día tienen influencia directa en como se desarrollaran los sueños durante la noche.

Consumo de alcohol.

Pese a que el alcohol tiene propiedades sedantes que pueden contribuir en la conciliación del sueño, una vez que sus efectos pasen puede generar despertares desagradables. Se ha comprobado que el consumo excesivo de alcohol puede generar sueños pesado y perturbar la calidad del descanso de las personas.

Mala alimentación y comida picante.

Tal parece que nuestra alimentación no solo influye en nuestra condición física, sino también en nuestra vida nocturna y en lo que vivimos en el mundo de los sueños. Lo que ingerimos puede determinar la manifestación de las pesadillas. Journal of Psychophysiology, una revista estadounidense, realizó un experimento en donde a un grupo de jóvenes sanos se le agregó picante a sus alimentos antes de dormir. Este estudio comprobó que la calidad del sueño de estos voluntarios se vio afectada en comparación a las otras noches en que no habían consumido alimentos con picante.

¿Eres de los que olvida lo que sueña? Esto dicen los expertos.

Durante las noches que los hombres consumieron alimentos con picante, sus horas de descanso se vieron reducidas y su calidad de sueño también disminuyó. Según los expertos esto ocurre porque el picante aumenta la temperatura corporal, lo que puede ocasionar este tipo de episodios incómodos. Teniendo esto en cuenta, se llega a la conclusión de que una mala alimentación puede influir en la forma en como soñamos. Sin embargo, esto aún no se ha tenido del todo en cuenta, por lo que no se recomienda consumir alimentos pesados antes de ir a dormir.

Publicaciones relacionadas