Cocina, recetas y alimentos

Cuidado con las patatas con zonas verdes o brotes

Uno de los alimentos más importantes en nuestra alimentación diaria es la patata. Es rica en nutrientes, se puede preparar de muchas maneras y es muy económica. Este tubérculo ha sido por siglos el principal alimento de muchas familias, pero debemos saber que puede convertirse en un alimento demasiado tóxico.

¿Por qué la patata puede ser peligrosa?

Muchas personas no saben que este alimento puede ser perjudicial para nuestra salud si no lo consumimos correctamente. Su toxicidad se debe a la presencia del alcaloide solanina, una sustancia que se encuentra en todas las plantas de patatas y se produce en la misma planta como defensa contra los insectos, depredadores y parásitos que la atacan.

Es una especie de plaguicida natural que aparece en altas concentraciones en sus tallos y sus hojas, pero en menor medida en los tubérculos, que es la parte que realmente comemos.

La solanina se encuentra en la piel de este tubérculo y tiene un color verde, lo que hace que su consumo crudo sea perjudicial para nuestra salud. Por ello, es fundamental limpiar muy bien las patatas y quitarles toda su piel, incluida, desde luego, esta capa verde que las recubre. Así pues, cuando las cocines debes hacerlo peladas para evitar consumir este alcaloide. Sin embargo, lastimosamente la cocción no elimina esta sustancia, por lo que si la patata está verde o amarga no se debe consumir.

Síntomas de intoxicación por solanina

Las intoxicaciones pueden afectar nuestro organismo a través de trastornos neurológicos y gastrointestinales. Es decir, los síntomas de una intoxicación por este alcaloide producen trastornos digestivos, diarrea, vómito, náuseas, dolor de garganta, dolor de cabeza y otras reacciones alérgicas. Aunque el grado de toxicidad depende muchísimo de la cantidad que se haya ingerido.

Por consiguiente, debemos tener especial cuidado a la hora de consumir patatas. Por supuesto, es un ingrediente primordial en nuestra cocina y una fuente importante de carbohidratos, pero debemos conocer las consecuencias que su uso incorrecto puede tener en nuestra salud.

Recuerda pelar las patatas perfectamente antes de cocinarlas. Ten en cuenta que las concentraciones de este alcaloide incrementan si tardas mucho en consumirlas.