LifeStyle

Joven de 23 años, tiene 11 hijos y quiere llegar a 100 para ser la familia más grande del mundo

Quizás para muchos padres tener un solo hijo significa experimentar grandes cambios en su vida cotidiana, un compromiso constante y, con frecuencia, muy agotador, pero las satisfacciones y dichas son muchas. Sin embargo, imagínate tener que lidiar todos los días con 11 niños y que su mamá solo tenga 23 años.

Si crees que una situación como esta podría pertenecer a la forma como se concebía la familia en el pasado, estás muy equivocado.

Esta es la historia de Christina Ozturk, una chica rusa quien, a sus 23 años, ya tiene 11 hijos y aún no está contenta con esto, pues quiere llegar al menos a 100.

Cuando Christina y su esposo Galip se conocieron, fue amor a primera vista. Aunque el hombre ya tiene 56 años, la diferencia de edad entre ellos nunca ha sido un impedimento para nada, tanto así que los dos se enamoraron profundamente.

Aunque Galip, un empresario y propietario de un prestigioso hotel en la ciudad georgiana de Batumi, ya tenía hijos mayores, junto con Christina decidieron extenderse y hacer crecer a su familia.

Suponemos que se debe estar preguntando cómo una joven de esa edad ha podido tener todos esos hijos, entérese de que Christina solo quedó embarazada y dio a luz a uno de los 11 bebés, llamada Vika. Todos los demás hijos nacieron de madres sustitutas: genéticamente pertenecen a ella y a Galip, pero fueron llevados en su útero por otras mujeres.

De esta misma forma, es que esta pareja pretende tener muchos más hijos. Aunque admitieron que el número 100 era una broma, evidentemente no se detendrán en los 11. Galip y Christina eligen a las madres con mucho cuidado y después de conocer a fondo a las mujeres que llevarán a sus hijos en su vientre.

“Aún no estamos listos para decir cuántos más tendremos al final, pero no pararemos, todo tiene su tiempo”, indicó Christina. Según han dicho los dos padres, ellos están dispuestos a gastar cientos de miles de euros para tener más hijos. De hecho, cada gestación subrogada, les cuesta alrededor de 8.000 euros.

Aun cuando a esta joven madre no le faltan las dificultades diarias para manejar a todos estos bebés, ella se muestra feliz en su popular cuenta de Instagram, tanto ella como su esposo están dichosos.

Solo queda esperar y ver cuántos otros niños llegarán para agrandar esta superfamilia.

Publicaciones relacionadas