LifeStyle

¿Tiene dificultades para controlar la sensación de hambre? Con estos alimentos puedes mantenerlo a raya

¿Sensación de hambre constante? Descubre cuáles son los mejores alimentos que te ayudarán a combatirlo de forma natural y sin esfuerzo.

Esta sensación de hambre «compulsiva» crea en nosotros situaciones en las que llegamos a comer grandes cantidades de alimentos, incluso poco después de terminar con una de las comidas principales del día. Este tipo de ataques no solo son malos para la buena salud y los buenos hábitos alimenticios, sino que también tienen serias consecuencias en el equilibrio mental, ya que este tipo de situaciones genera en nosotros una sensación de culpa y arrepentimiento que tiene relación directa con el estado de ánimo y las ganas de llevar una vida saludable y en armonía. De hecho, este tipo de ataques incontrolados de hambre suelen ser responsables de un gran aumento de peso y la subida de muchos kilos en la balanza, causando varios problemas físicos que pueden llegar a convertirse en serias patologías a corto y mediano plazo.

Entonces, ¿Qué es lo que debemos hacer en estos casos? Por supuesto, lo primero siempre será acudir con un especialista para evitar que el problema se salga de control y ya se tenga que recurrir a medidas más drásticas.

Sin embargo, siempre podemos ofrecerte algunas opciones naturales para contrarrestar la sensación continua de hambre:

Como ya mencionamos, existen varias razones y estudios científicos concretos que llaman a este tipo de situaciones «hambre nerviosa». Precisamente por eso, consultar a un especialista es crucial para poder comprender que es lo que sucede de fondo y ayudar a comprender cuál es el camino correcto. Y, si quieres una ayuda extra, hay algunos alimentos que son perfectos para mantener la sensación de hambre bajo control.

Por lo tanto, si quieres controlar y aplacar esa sensación de hambre constante, revisemos cuáles son aquellos alimentos perfectos para ello:

Los primeros son, sin duda, los garbanzos, un tipo de alimento extremadamente rico en proteínas, fibra y con un bajo índice glucémico, lo que los hace perfectos para ayudar al buen funcionamiento de los músculos y aportar la energía necesaria. Te recomendamos conseguirlos para tus platillos diarios y algunas meriendas entre comidas principales.

Otra buena opción son las zanahorias, el apio y el hinojo, los cuales te ayudarán a saciar el hambre sin que se consuman calorías en exceso.

Siguiendo con las buenas opciones, tenemos a los altramuces, un alimento completamente recomendado por su bajo contenido en grasa. De hecho, puedes comer todos los que quieras, ya que vendrán muy bien en tu dieta diaria.

También debemos hablar del siempre confiable centeno. Este grano cuenta con carbohidratos de absorción lenta y varios estudios han comprobado que aquellas personas que incluyen pan de centeno en su desayuno quedaban completamente saciadas y presentaban menos sensación de hambre entre comidas en comparación de aquellos que desayunaban con pan de trigo. Además, gracias a que su índice glucémico es menor, no genera subidones en los niveles de azúcar.

Por último, debemos hablar de los siempre confiables frutos secos, un alimento que es perfecto para los ataques de hambre entre comidas o simplemente para picar algo en cualquier sitio y evitar los ataques de hambre descontrolada.