¿Por qué tienes que dejar de usar calcetines por la noche si quieres dormir bien?

Por la noche, tenemos manos y pies fríos, especialmente en invierno cuando las temperaturas bajan. Así que tenemos la tentación de mantener los calcetines para dormir, solo para mantener los pies calientes. Sin embargo, esto es exactamente lo que debes evitar si quieres dormir bien.

Por la noche, al acercarse la hora de acostarnos, la temperatura de nuestro cuerpo desciende de forma natural, y esta disminución de la temperatura contribuye a nuestro estado de somnolencia, porque, por el contrario, cuando nuestra temperatura corporal es alta, permanecemos en un estado de vigilancia (mayor capacidad para atención, mejor memoria, menor tiempo de reacción, etc.).

Por lo tanto, es normal enfriarnos por la noche antes de acostarnos. Si esto le sucede a usted, sepa que es simplemente una señal de que su cuerpo se está preparando para ir a dormir.

A medida que se acerca la hora de acostarnos, el cuerpo disminuye su temperatura interna, pero aumenta la de las extremidades. El calor de las manos y los pies dilata los vasos sanguíneos, lo que permitirá la pérdida de temperatura.

Si usa calcetines por la noche o mantiene sus pies debajo del edredón, su cuerpo no podrá regular su temperatura de manera óptima y puede llevarle más tiempo quedarse dormido.

Y es el mismo problema si tienes pies helados, porque en este caso, tu cuerpo tampoco podrá regular su temperatura.

Lo ideal es que evite estar descalzo y usar calcetines una hora antes de irse a la cama. Y mantén los pies fuera del edredón: ¡te permitirá dormir mejor!