Salud

¿Tienes una lengua demasiado grande? Puede que estés sufriendo apnea del sueño

Aquellas personas que tienen los dedos largos tienen más probabilidades de correr el riesgo de sufrir depresión y otro tipo de enfermedades, los que tienen las orejas pequeñas pueden desarrollar más enfermedades renales y los que tienen la lengua demasiado grande pueden sufrir de apnea del sueño y ronquidos. Hoy veremos algunas de las curiosas características físicas que algunos tenemos y que pueden desencadenar ciertas enfermedades, según investigadores de la Universidad de Emory, en Atlanta.

Por ejemplo, se ha dicho que aquellas personas que tienen las orejas muy pequeñas pueden parecer más atractivos ante los ojos de otras personas, pero también son más propensos a padecer la aparición de eczemas e incluso enfermedades renales. “De hecho, las orejas de pequeño tamaño señalan que los conductos auditivos (encargados de conectar el exterior del oído con el interior) son igualmente pequeños, motivo por el que se pueden desarrollar con mayor probabilidad los eczemas de oído” explicó George Murty, otorrinolaringólogo de los Hospitales Universitarios de Leicester.

Dedos largos y lengua demasiado grande: ¿Cuáles son los riesgos a tener en cuenta?

Para seguir con el tema, debes saber que una lengua demasiado grande se ha relacionado directamente con la aparición de la apnea obstructiva del sueño. Esta es una enfermedad que provoca la interrupción de la respiración durante el sueño, puede manifestarse en todos los grupos etarios, pero se ha demostrado que la frecuencia aumenta a medida que se va envejeciendo y con otros factores de riesgo como puede ser la obesidad.

Algunos de los síntomas suelen ser ronquidos y mantenerse en un estado de somnolencia a lo largo del día. Afecta a cerca del 4% de los hombres de mediana edad y al menos el 2% de las mujeres de mediana edad solo en Gran Bretaña. Esto sucede porque la lengua o las amígdalas demasiado grandes pueden llegar a bloquear las vías respiratorias durante el sueño. En los casos más leves, se producen los ronquidos, pero en los casos más severos, se puede dejar de respirar hasta por 30 segundos.

La longitud de los dedos y la probabilidad de desarrollar cáncer de próstata y depresión.

Aunque parezca increíble, se ha demostrado que la longitud de los dedos de un hombre podría ayudar a determinar si el paciente puede desarrollar más adelante cáncer de próstata. Científicos de la Universidad de Warwick y del Instituto de Investigación del Cáncer compararon las manos de 1.500 pacientes que ya habían sido diagnosticados con cáncer de próstata con las de 3.000 hombres completamente sanos, los cuales descubrieron que los hombres cuyo dedo índice era más largo que el anular, tenían una menor probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer.

Un estudio reciente realizado en la Universidad de Alberta descubrió que los hombres con una longitud de dedo más pequeña (Un dedo índice más largo que el anular) eran también más propensos a padecer de depresión, ya que esto estaría asociado a niveles bajos de testosterona en el organismo.

Publicaciones relacionadas