Belleza

Tintes: ¿Funcionan mejor si se aplican con el pelo sucio?

Una de las dudas más comunes que suelen tener las mujeres cuando se tiñen el pelo en casa es si se debe hacer con el pelo sucio o limpio. La mayoría de los expertos parece estar de acuerdo con que sí, la suciedad en el pelo puede llegar a ser beneficiosa antes de tinturarse.

Entonces, ¿Por qué el tinte funciona mejor en el pelo sucio que en el limpio?

Muchas personas piensan que es mejor aplicar el tinte sobre el pelo limpio con el pensamiento de que eso reduce la probabilidad de que el color se distorsione por efectos de la suciedad, la cual se dice que tiende a oscurecer el color del pelo. Pero, más allá de las creencias populares, es mejor tinturarse el pelo cuando está sucio. De hecho, incluso en las peluquerías puedes ver que el tinte se realiza antes del lavado o del corte.

Realizar este procedimiento con el pelo limpio es un verdadero error

Al momento de teñir el pelo, no se necesita que esté extremadamente sucio, pero no debe contener geles, cremas, espumas o algún otro producto capilar, eso sí, tampoco es bueno que esté completamente limpio. Para dar un buen ejemplo, el mejor momento para teñir el pelo es el día después del champú: no demasiado sucio, pero tampoco demasiado limpio.

Pero ¿Por qué? ¿Cuáles son las razones?

Solemos creer que con el pelo limpio, creamos un lienzo en blanco para recibir los pigmentos sin ninguna dificultad, sin embargo, es ahí donde comienza nuestro error. Los aceites que genera el pelo de forma natural son los que favorecen la durabilidad e intensidad del color en las fibras capilares, esto facilita el proceso y hace que la fusión con la cutícula sea mucho más profunda. En cambio, cuando tenemos el pelo limpio, el color resbala más, es decir que el tinte puede salirse del tallo capilar con mayor rapidez, lo que hará que el color sea menos duradero.

Los aceites naturales que produce el cuero cabelludo sirven como una capa de protección, ya que estos evitan la irritación, el picor y la descamación. Todos estos efectos secundarios que muchas veces sufrimos al teñirnos, sobre todo cuando escogemos tintes con amoniaco son minimizados por el sebo, ya que actúa como una capa protectora natural.

Por último, a pesar de que el lavado se considera necesario, también puede ser bastante agresivo para la piel, principalmente si se usan champús con componentes agresivos y con altos niveles de productos químicos. De igual forma, el lavado capilar elimina los aceites naturales presentes en la piel y en el propio pelo, creando un efecto de limpieza que no favorece a la aplicación de tintes.

Síguenos en Google Noticias