LifeStyle

Razones para dejar de tomar capuchino

El capuchino es una bebida originaria de Italia. Se prepara con café y leche montada para darle cremosidad. Dependiendo del gusto del consumidor, se le añade también chocolate en polvo o canela.

El café o el capuchino forman parte del desayuno tradicional de millones de personas en el mundo. Pero ¿en algún momento te has preguntado si la combinación de leche y café es adecuada? Cabe recordar que, un alimento ligero y saludable, se puede convertir en pesado y poco dietético si se combina con otro alimento.

Esto es lo que pasa con la combinación de leche y café

La caseína

Todos pueden aprender el arte de combinar los alimentos correctamente, si se tiene un poco de voluntad y la información correcta. La leche, a pesar de los numerosos beneficios que aporta, suele ser acusada por las reacciones que provoca. Por poner un ejemplo concreto, el hábito de añadirlo al té es muy malo porque todas las sustancias beneficiosas que libera el té, la acción antitumoral y antioxidante, pierden su eficacia debido a la caseína.

Diarrea

Muchas personas piensan que beber café puede servir como remedio laxante, pero si se toma junto con la leche puede ocasionar disentería, debido a que el estómago tiene dificultad para digerir la leche. Pero en otros casos, puede pasar todo lo contrario, que las proteínas de la leche bloqueen el intestino y causen estreñimiento.

Mala combinación

Esta mezcla puede ser desagradable para el estómago y el intestino, especialmente si se toma con el estómago vacío. Los efectos «secundarios» de la leche siempre se derivan de un complejo proteínico para digerir, la caseína, que combinada con la cafeína, se convierte en una mezcla realmente difícil de digerir.

Publicaciones relacionadas