LifeStyleSalud

Todas las razones para elegir una ducha fría por la mañana

La ducha fría, especialmente en la mañana, puede parecer realmente desagradable, pero los beneficios son muchos. Descúbrelos todos.

Puede que la idea no sea tentadora, especialmente en invierno, pero hoy revelamos por qué tomar una ducha fría al día puede ser un excelente ritual para la salud y el estado de ánimo, y le explicamos cuáles son los muchos beneficios que aún no conoce.

Las razones por las que entre la ducha fría y la ducha caliente deberían hacer que prefieras la primera opción son tantas; una agradable ducha fría en la mañana estimula la circulación sanguínea, la oxigenación de los tejidos y más. Aquí están los principales beneficios de la ducha fría en detalle.

Beneficios de la ducha fría

  1. La ducha fría mejora el sistema inmunológico. El agua helada disminuye la circulación periférica y hace que toda la sangre fluya hacia los órganos vitales; De esta manera, cuando la circulación se reanuda normalmente, la sangre es más rica en oxígeno y, por lo tanto, los tejidos se reparan más rápidamente, las funciones del cerebro y la respiración mejoran. Varios estudios han demostrado que las personas que se duchan con agua fría se enferman menos.
  2. Una ducha fría al día tiene efectos positivos en la pérdida de peso. Pero, ¿cómo funciona? Vamos a abrir un pequeño paréntesis: el tejido adiposo puede ser de dos tipos:
  • Tejido adiposo blanco, formado por células de grasa más grandes que tienden a acumularse y crecer. Cuanto mayor sea el sobrepeso, mayor será la presencia de este tipo de tejido;
  • Tejido adiposo marrón, formado por células más pequeñas que realizan funciones corporales importantes y son metabólicamente más activos. El tejido adiposo marrón ya está presente al nacer y en los adultos solo se encuentra en ciertas partes del cuerpo.

Se ha demostrado que la exposición diaria al agua fría, especialmente si se realiza al despertar, logra gradual y parcialmente transformar el tejido adiposo blanco en marrón; eso, al ser mucho más reactivo al estrés dietético, en el contexto de una dieta baja en calorías, puede promover la pérdida de peso.

  1. Otro beneficio de la ducha fría es la salud y el brillo del cabello. De hecho, el agua fría hace que la sangre fluya rápidamente hacia los folículos, estimula el crecimiento y ayuda a sellar las cutículas del cabello, reparándolas de forma natural. Menos puntas abiertas y cabello más brillante.
  2. Incluso la piel se beneficia enormemente de una buena ducha fría. De hecho, mientras que el agua caliente elimina agresivamente la película hidrolipídica (la capa aceitosa que sirve para mantenerla elástica e hidratada) y, por lo tanto, provoca sequedad de la piel y un empeoramiento de estados inflamatorios como el acné, el agua fría actúa contrariamente. De forma más delicada, estimula los vasos sanguíneos, reduce los poros, evita que la suciedad penetre y da a la piel un aspecto más sano y suave.
  3. Finalmente, una ducha fría es una excelente manera de comenzar o terminar el día, de hecho, al promover la liberación de endorfinas, ayuda a reducir el estrés, mejora el estado de ánimo y hace que la mente esté más concentrada y serena.

Contraindicaciones de la ducha fría.

Para las personas sanas que no sufren de patologías particulares, la ducha fría no tiene contraindicaciones, sino la incomodidad momentánea que puede causar, pero a la que uno se acostumbra con el tiempo. Dicho esto, todavía es mejor evitar el agua demasiado fría en caso de problemas cardíacos y dolor de espalda, que podría empeorar con temperaturas del agua demasiado bajas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.