Todo lo que debes saber sobre la dieta Dukan

Tener un cuerpo sano y saludable puede ser para algunos un gran reto, sobre todo cuando nos enfrentamos a regímenes de alimentación algo estrictos y que nos prohíben consumir nuestros alimentos preferidos. Por suerte existen dietas fáciles y que verdaderamente funcionan, como es el caso de la dieta Dukan.

¿Qué es la dieta Dukan?

Se trata de una dieta concebida para reducir peso y convertir la grasa en energía, por lo cual con ella no solo obtendrás un cuerpo esbelto, sino saludable también. Se fundamenta en una alimentación a base de proteínas magras, lácteos y alimentos en general bajos en grasa y ricos en proteínas.

La idea es que el cuerpo no convierta los alimentos en grasa, sino que se nutran los músculos y se alimente el cuerpo, lo cual no da lugar al aumento de peso. Es una dieta rica en proteínas principalmente, pero también en fibra, en agua y verduras, lo cual elimina el cansancio y la fatiga diaria.

Las fases de la dieta Dukan

Está desarrollada por Pierre Dukan y consta de cuatro fases que son, la pérdida de peso, la fase de fortalecimiento, la de consolidación y por último la fase de estabilización.

La primera de las fases dura 7 días y en ella se consumen proteínas magras como el jamón bajo en grasa, ternera, pollo, pescados y huevos únicamente, de modo que la grasa del cuerpo se descomponga rápidamente y se convierta en energía.

La segunda fase dura 100 días y en ella se alcanza el peso deseado con un régimen de proteínas y aumentando poco a poco los carbohidratos para un equilibrio normal del cuerpo. Luego, en la fase tres que dura unos 150 días más, se trata de continuar con el ritmo establecido en la fase dos, pero con permiso para consumir dos veces por semana lo que deseas.

Por último, la fase cuatro es la estabilizadora, donde no se produce más pérdida de peso, sino que se intenta mantener a largo plazo comienzo sano y siguiendo con el consumo de proteínas, vegetales y frutos.

A partir de la fase dos, se debe realizar un día a la semana de consumo exclusivo de proteínas para que el cuerpo recurra a los depósitos de grasa. Ese es el gran secreto de su éxito.

¿Tiene algún tipo de riesgos?

Todos los regímenes tienen riesgos, dependiendo siempre de la salud inicial del paciente. La dieta Dukan por ejemplo, no está recomendada para pacientes con enfermedades renales o hepáticas, o al menos, no sin supervisión médica.

Observaciones

Varios estudios confirman que las dietas ricas en proteínas ayudan a perder peso rápidamente, sin embargo, sus efectos a largo plazo no han sido confirmados. Lo positivo de la dieta Dukan es que además de proteínas, cuenta con verduras, frutas e incluso ingesta de carbohidratos controlada.

Junto con ejercicio físico, consumo de agua constante y responsabilidad, esta podría ser una de las mejores opciones de dieta actual ¿Te animas?