LifeStyle

Mira todo lo que puedes hacer con el agua de la pasta!

Independientemente de si se trata de pene, rigatoni, spaghetti o tagliatelle, a todos nos gusta la pasta. En promedio, los alemanes consumen pasta tres veces por semana. Y no es de extrañar: se ha demostrado que la pasta no sólo satisface a tu estómago, sino que también te hace feliz.

Hoy veremos algunos usos que tiene este tipo de agua “residual” y que pueden ayudarte a ahorrar un poco en tu factura mientras ayudas al medio ambiente:

Las propiedades del agua de cocción de la pasta

Todos sabemos que las pastas son un alimento saludable y nutritivo, pero pocos conocen las propiedades del agua con la que han sido cocinados los espaguetis. Resulta que gracias al proceso de cocción, se obtiene un buen contenido de sales minerales y almidón, lo cual le permite ser reutilizada para muchas otras cosas, desde beneficios en las labores de jardinería o incluso para el cuidado personal.

Entonces ¿Cómo se puede reciclar el agua usada para las pastas?

Desde el inicio puede ser utilizada para lavar los platos, para hacer más líquidos los condimentos preparados en casa y para diluir ligeramente las salsas, haciendo que sea más fácil de distribuir en los platos.

Igualmente, es posible usarla como base para la preparación de sopas o para hacer nuevas cocciones como verduras al vapor. Teniendo en cuenta que el agua de la pasta ya está salada y que por tanto tendrás que evitar añadir la sal que requieren las recetas, también podrías intentar reutilizarla para la preparación de la masa para pan, pizzas, focaccia, galletas saladas, palitos de pan o tartas.

Si, por el contrario, no es muy salado, puedes utilizarlo para remojar legumbres secas como garbanzos y lentejas . Sin embargo, debes tener en cuenta que el agua de remojo no se puede utilizar para cocinar legumbres.

Si sueles comer sin sal, después de dejarlo enfriar, puedes reutilizarlo para regar las flores y verduras del huerto. Y los innumerables usos del agua de cocción de la pasta siguen aumentando, incluso al salir de la cocina. Como es rico en almidones, se puede utilizar el agua, por ejemplo, para preparar una mascarilla capilar que se aplicará antes del champú.

Aquellos que sufren de piernas hinchadas y pesadas pueden aprovechar las propiedades del agua para un baño de pies.

Por último, si realmente no quieres reutilizar el agua de las pastas en la cocina o en tu cuidado personal, siempre puedes usarla para tus plantas o para lavar paredes y superficies sucias por la preparación de los alimentos en la cocina.

Publicaciones relacionadas