Remedios naturales para tonificar los senos caídos

A continuación le indicamos cómo tonificar tus senos naturalmente y volver a estar orgullosa de unos senos tonificados y firmes.

Tener un pecho hermoso siempre será el deseo de toda mujer. Los senos firmes y las curvas son un símbolo de feminidad y sensualidad sin igual. Con la edad, los senos tienden a caer, dándoles no solo una apariencia desagradable, sino que también pueden afectar la salud de la espalda, especialmente en el caso de senos grandes.

Afortunadamente, existen remedios naturales efectivos para reducir la flacidez de los senos y que son fáciles de encontrar, estos evitarán que tenga que recurrir a productos cosméticos caros que podrían contener sustancias químicas perjudiciales para la salud.

Senos caídos, causas y remedios naturales.

Cuando el pecho cae, la areola se mueve desde el centro hasta la parte inferior del pecho. Varias causas están en el origen de este colapso:

1- Envejecimiento: con la edad, el nivel de estrógeno del cuerpo disminuye y la elasticidad de la piel disminuye.

2- Fumar: destruye una proteína llamada elastina que mantiene la elasticidad de la piel.

3- Embarazo

4- Sobrepeso

5- Herencia

Remedios naturales

Con estos remedios naturales, te sorprenderá el resultado:

  1. Masaje con cubitos de hielo.

Masajea tus senos suave y lentamente con 2 cubitos de hielo durante 2 minutos. Sécate y acuéstate boca arriba durante media hora. Esta operación debe repetirse 4-5 veces a la semana.

  1. Masaje con aceite de oliva.

La riqueza en ácidos grasos y antioxidantes del aceite de oliva ayuda a tratar y prevenir la relajación de los senos. Simplemente vierta 1 cucharada de aceite de oliva en las palmas y frótelas bien para calentarlas. Masajear el pecho de abajo hacia arriba durante 20 minutos. Repita esto 4 veces a la semana.

  1. huevo y cebolla

Las proteínas y vitaminas del huevo, combinadas con el selenio de la cebolla, son un excelente remedio para mantener la elasticidad de la piel del pecho. Solo bata un huevo entero y extiéndelo en la parte inferior del pecho. Mantenerlo durante media hora. Luego lave con el jugo de una cebolla y enjuague el pecho con agua. Esta operación debe realizarse regularmente.

  1. manteca de karité

La vitamina E contenida en la manteca de karité desempeña un papel importante en la elasticidad de la piel. Para esto, aplique una cucharadita de manteca de karité en el pecho y masajee suavemente durante 20 minutos. Dejar reposar unos quince minutos, luego enjuagar con agua fría. Repita esto 3 veces a la semana.

  1. Aloe Vera

El aloe vera es un tensor natural de la piel. Es rico en vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B9, B12, C, E), minerales como el cobre, hierro, aminoácidos (isoleucina, leucina, lisina, metionina) y antioxidantes esenciales para la firmeza y la regeneración. de las células de la piel. Con 2 cucharadas de aloe vera, masajee lentamente el seno durante unos 15 minutos. Enjuague con agua tibia y repita por varios días.

  1. Arcilla (Rhassoul)

La arcilla, también conocida como Rhassoul, contiene muchos minerales como el magnesio, sílice, calcio, hierro y potasio, que ayudan a mantener el tono de la piel. Mezcle 3 cucharadas de arcilla y ½ taza de agua para obtener una pasta suave, luego distribuya la mezcla en ambos pechos, masajeando. Dejar actuar hasta que la mezcla se seque, luego enjuagar con agua tibia. Para repetir una vez a la semana.

Ejercicios para la corrección de los senos caídos.

Los ejercicios son igual de importantes para recuperar la firmeza del pecho, siempre y cuando se practiquen con regularidad. Éstos son algunos de ellos:

Ejercicios con mancuernas

Toma 2 pesas, una en cada mano y acuéstate sobre tu espalda. Extiende lentamente tus brazos hacia el techo, manteniéndolos rectos. Mantenga esta posición durante unos 15 segundos, luego devuelva los brazos a su pecho. Haz 10 repeticiones de este ejercicio regularmente.

Brazos laterales

De pie, levante sus brazos apretando las palmas de las manos. Permanezca en esta posición durante unos 30 segundos. Luego regresa los brazos a la posición inicial. Repita este ejercicio 20 veces, 3 o 4 veces a la semana.

Sugerencias adicionales

Se deben tomar precauciones adicionales para que estos recursos sean más efectivos:

  • Protéjase lo más posible del sol para no alterar la elasticidad de la piel.
  • Bien hidratado para mantener la elasticidad e hidratación de la piel.
  • Opta por una dieta saludable, rica en proteínas y minerales.
  • Evita las dietas draconianas que hacen que el yo-yo tenga efecto en tu pecho.