Cocina, recetas y alimentos

Trucos para guardar la sal sin que se humedezca

¿Cómo se debe almacenar la sal para que no se humedezca? No te preocupes, solo debes seguir estas sencillas reglas y verás cómo se mantiene la sal fresca y sin riesgo de dañarse.

Existen una gran cantidad de alimentos por los que, nunca llegamos a preguntar cuál es su fecha de expiración, un ejemplo de ello sería la harina, el agua embotellada o las legumbres en latas. Claro, tienen una larga vida útil, pero también tienen una fecha de expiración. Basta con leer en el empaque o en las latas para saber su fecha de vencimiento. ¿Y la sal? No importa si es fina o es gruesa, ¿Tiene alguna fecha límite? Y, principalmente: ¿Cómo se puede guardar de una forma adecuada para que se pueda mantener fresca y útil por mucho tiempo?

A continuación, te contamos todo lo que debes saber acerca del almacenamiento de la sal en el hogar.

¿De dónde proviene la sal?

La sal que usamos en la cocina no importa si es fina o es gruesa, proviene de saleros del mar, en donde es depositada y cristalizada debido a la acción del sol y el viento. Químicamente se llama cloruro de sodio, incluso si el cloruro de sodio contenido en la sal de los alimentos es alrededor del 77%: los demás son otros minerales.

Entonces ¿Cómo se debe almacenar la sal correctamente?

La sal, por lo general, se suele vender en paquetes de papel y puede almacenarse allí. Sin embargo, también puedes elegir guardarla en un frasco de cristal con tapa hermética, esto para que no entren ningún contaminante, también para mantenerlo en un lugar fresco y, sobre todo seco, alejado de la luz. En realidad, la sal absorbe la humedad y, por esta razón, es importante que no haya ningún tipo de humedad cerca.

Una recomendación que te daremos es que no la guardes cerca de la estufa, ya que, en este lugar, se suele acumular mucho la humedad, acompañado de la grasa de los alimentos, y si la sal no está guardada de forma adecuada en el interior de la estufa, corre el riesgo de mojarse completamente.

Para finalizar, la sal también la puedes mezclar con el arroz, debido a que este, así como la sal, absorbe la humedad de su alrededor, con la diferencia de que el arroz absorbe en mayor cantidad, por lo que el resto de la sal se mantendrá completamente seca.

Por ello, si se guarda de forma correcta, la sal no tendrá fecha de vencimiento.