Tomar el sol maquillada, ¿acierto o error?

Con la llegada del buen tiempo, el sol, la playa, las piscinas…. son muchas las mujeres que se preguntan si hay algún tipo de inconveniente en tomar el sol con maquillaje o cremas faciales, cosméticos, etc…

Es importante saber que el sol tiene efectos positivos y negativos sobre nuestro cuerpo. Entre los positivos encontramos que los rayos UV que provienen de él, nos ayudan a producir vitamina D, que es esencial para el desarrollo de los huesos. Entre los negativos encontramos las manchas, las arrugas y el cáncer de piel, razón por la que debemos utilizar todo el tiempo protector solar. Y es que no todas las mujeres están dispuestas a salir a la playa o a la piscina sin maquillaje. Algunas de ellas se niegan a la idea de tener que dejar de usar base, delineador de ojos, rímel, polvos o labiales a plena luz del sol.

Los expertos en el tema aseguran que sí se puede tomar el sol con maquillaje, siempre y cuando se haga con precaución, y aún más sabiendo lo que se aplica en la piel: tipo de producto, cantidad y colores.

Si en algo están de acuerdo dermatólogos y maquilladores, es en la importancia de utilizar protector solar y en la hidratación previa de la piel antes de maquillarse. Lo más indicado es aplicar en primer lugar el protector solar y después el maquillaje que se desea. Hoy en día podemos encontrar protectores solares con color.

El maquillaje realza nuestra belleza, acentúa los rasgos de la cara y nos da más vida y color. Pero si en caso dado la exposición al sol es perjudicial para nuestra piel, tomar el sol con cremas y maquillaje puede llegar a producir alergias, dermatitis o manchas en nuestro rostro.

Si eres de las que no puede vivir sin maquillarse, te recomendamos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Utiliza productos profesionales de maquillaje.
  • Aplica protector solar con un factor superior o igual a 30 cada 2 horas.
  • Evita abusar de la exposición al sol y el uso de cabinas de bronceado.
  • Evita tomar el sol entre las 10 y las 16 horas.
  • Protégete con gafas de sol oscuras, sombreros, etc. Busca siempre la sombra.
  • Puedes aplicarte una base sencilla y neutra de maquillaje y tonos de color para resaltar el bronceado, siempre que los productos sean hipoalergénicos y sin ningún componente tóxico para la piel expuesta al sol.
  • Desmaquíllate siempre después de haber tomado el sol con desmaquilladores adecuados.

Recuerda siempre que el maquillaje escogido debe ser el adecuado para cada tipo de piel, ya sea sólido, líquido, compacto o en polvo.