Salud

Tomar muchos antibióticos aumentaría el riesgo de Parkinson

Se conoce que el uso excesivo de antibióticos está fuertemente relacionado con el aumento de las superbacterias. Pero no sabíamos que también aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson.

Un estudio realizado en el Hospital Universitario de Helsinki y publicado en la revista Movement Disorders, revela que una mayor exposición a algunos antibióticos comunes puede predisponer a la enfermedad de Parkinson. Esto podría ocurrir en un plazo de diez a quince años.

Un estudio lo confirma:

Los investigadores estudiaron a 54,673 personas, de las cuales 13,976 tenían la enfermedad de Parkinson, y analizaron su uso de antibióticos entre 1998 y 2014. Resultado: encontraron un pequeño pero significativo incremento en el uso de antibióticos por parte de las personas con la enfermedad de Parkinson, particularmente en los 10 a 15 años antes de que la enfermedad apareciera.

El vinculo más fuerte entre el Parkinson y estos medicamentos ha sido encontrada para los antibióticos de amplio espectro, y aquellos que funcionan contra las bacterias anaeróbicas y los hongos. Un vínculo que podría explicarse por las alteraciones en la microbiota intestinal, causadas por estos tratamientos.

El impacto de los antibióticos en la microbiota podría favorecer la enfermedad de Parkinson

De hecho, una de las hipótesis actuales es que, «en un porcentaje significativo de pacientes, la enfermedad de Parkinson puede provenir del intestino y puede estar relacionada con cambios microbianos, años antes de la aparición de los típicos síntomas motores, como lentitud, rigidez muscular y temblores en las extremidades «, dice el Dr. Filip Scheperjans, neurólogo y autor del estudio.

«Se sabía que la composición bacteriana del intestino en pacientes con enfermedad de Parkinson era anormal, pero la causa no estaba clara», agrega el médico. «Nuestros resultados sugieren que algunos antibióticos de uso común, que se sabe que tienen una fuerte influencia en la microbiota intestinal , podrían ser un factor predisponente».

Fuente: Medisite

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.