LifeStyle

Mujer revivió tras 27 minutos sin vida y escribió enigmático mensaje

La mujer murió durante casi media hora y lo que pasó durante ese lapso ha dejado al mundo completamente sorprendido.

Existen historias que son casi imposibles de creer si no se ha tenido una experiencia parecida o del todo igual. Si alguien se acercara a ti para relatarte que ha visto el cielo ¿cómo reaccionarías?

Tina Hines, una mujer de Arizona en Estados Unidos, madre de 4 hijos, es la protagonista de esta historia. Tina sufrió un paro cardíaco y fue declarada muerta durante un tiempo de 27 minutos, cuando repentinamente, se despertó y contó su milagro.

Esta es su historia

Ella se encontraba lista para iniciar una agradable caminata junto a su esposo Brian, cuando de repente se empezó a sentirse muy mal. Luego de sufrir un paro cardíaco, los médicos la declararon muerta durante 27 minutos.

La mujer volvió a la vida y lo primero que preguntó en medio de su estado de shock fue por un bolígrafo, ya que como se encontraba entubada no podía hablar, de modo que pidió con urgencia que le permitieran escribir en una hoja de papel.

A pesar de la confusión del momento, su mensaje fue muy claro: “Es real”, esto fue lo que Tina escribió en ese papel. Todos los presentes en el lugar se preguntaron qué significaba exactamente “real” y la mujer como respuesta, solo señaló con el dedo hacia el cielo, con lágrimas en los ojos.

Tiempo después, en una entrevista ella declaró que vio el cielo y trató de escribirlo: “era algo tan real, los colores tan vibrantes”. La mujer, quien realmente es una verdadera sobreviviente, también contó haber distinguido una figura que era posiblemente la de Jesús, que la esperaba frente a una puerta negra, en donde más allá había una luz muy fuerte al fondo.

Al escuchar la historia de Tina, se entiende como en esos pocos minutos la mujer llegó a la puerta del cielo. Tal vez para los que no tienen fe, esto le resulte difícil de creer. Tina y su esposo Brian son bastante creyentes y hoy se consideran verdaderos testigos de un milagro.

La sobrina de Tina intentó tatuarse las palabras “es real” en su muñeca, tal como lo escribió su tía al momento de “resucitar”. Para la joven es una forma de intentar tener más fe en unas creencias que, con frecuencia y de buena gana, no es evidente en absoluto.

Los datos oficiales determinan que una de cada cinco personas que han estado cerca de morir ha experimentado sensaciones similares, por lo que es más común de lo que podríamos pensar.

Publicaciones relacionadas