Tratamientos naturales para fortalecer y cuidar las uñas

Las uñas son una parte fundamental del cuerpo, ya que ellas cumplen la función de proteger las terminaciones nerviosas de las extremidades de los dedos. Es una estructura protectora que esta formada por dos componentes esenciales que son la queratina y el calcio, y está cubierta por una superficie lisa y brillante.

De la misma forma como cuidamos el resto del cuerpo, debemos cuidar y proteger bien nuestras uñas, ellas necesitan proteínas, minerales, vitaminas y aminoácidos para mantenerlas hermosas y saludables.

Problemas de deficiencia de hierro, desnutrición, infecciones bacterianas, temperaturas extremas, jabones o productos agresivos, mordérselas, usar uñas postizas o de gel, pueden debilitarlas y hacer que se rompan.

Enlaces patrocinados

Debemos tener cuidados específicos que ayudan a mantenerlas sanas como: secar correctamente las manos y los pies, buena hidratación, evitar el uso de cigarrillos, realizar un corte de uñas recto, utilizar guantes para las tareas domésticas y una base protectora al momento de aplicar esmaltes.

A continuación, te damos algunos tratamientos naturales efectivos que ayudan a fortalecer y nutrir tus uñas:

Las personas somos lo que comemos, por eso comenzar con una buena alimentación podría ser esencial. Los alimentos que nos pueden ayudar son: cereales, legumbres, vegetales de hojas verdes, levadura de cerveza, frutos secos, pescado, huevos, productos lácteos.

El aceite de ricino es ideal para las uñas quebradas por resequedad, es una excelente fuente de vitamina E. Se debe aplicar el aceite, realizar suaves masajes y dejar actuar hasta que se seque.

Utilizar ajo, este es uno de los preferidos por tradición para el fortalecimiento de las uñas, contiene propiedades antibióticas y antioxidantes. Puedes utilizar un esmalte transparente y dos dientes de ajo, triturarlos y agregarlos al esmalte. Utilizarlo al menos una vez por semana.

Aceite de oliva, contiene vitaminas que ayudan a nutrirlas. Solo debes meter tus uñas en una taza con este aceite, y dejarlas allí por 15 o 20 minutos, luego enjuagarlas.

Enlaces patrocinados

Pasta de cebolla, podemos picar y triturar una cebolla hasta conseguir una pasta y cubrirnos las uñas, dejamos actuar 10 minutos y luego enjuagamos.

Bicarbonato y jugo de limón, hacemos una mezcla de jugo de Limón con bicarbonato, le agregamos una cucharada de aceite de coco o de oliva y remojamos las uñas 2 veces al día. El bicarbonato ayuda a blanquear las uñas si estas se encuentran amarillas.

Esperamos que puedas poner en práctica estas recomendaciones y sugerencias y que te sean de gran utilidad para obtener esas uñas fuertes, sanas y bellas que quieres lucir.

Enlaces patrocinados