Trucos infalibles para acostumbrar al bebé a dormir solo

Dormir es una necesidad fundamental del ser humano y más en los bebés y niños. Si no se realiza adecuadamente, puede llegar a afectar su desarrollo mental y físico, su aprendizaje, sus emociones y a su bienestar general.

Pero no todos los niños tienen la misma facilidad para dormir. Existen niños que son mucho más tranquilos, que se duermen inmediatamente y lo hacen toda la noche; y por otro lado están los niños que son muy sensibles y luchan para conciliar el sueño, ya que se despiertan con el primer ruido.

Lo que sí es una realidad es que todos los pequeños tienen una manera de hacerse entender, y es llorar. Por ello, lo principal que se debe tener en cuenta es escuchar y observar detalladamente al niño para saber lo que necesita.

No obstante, cuando se trata de dormir solos, los padres pueden seguir algunas pautas para favorecer una conducta que para casi todos los niños no es fácil de aprender, y que muchas veces se convierte en algo frustrante tanto para los padres como para los niños, anhelando que el pequeño se acostumbre a dormir solo.

Este es el tiempo de sueño de los niños dependiendo de su edad

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) estas son las horas de sueño recomendadas para los menores de 5 años, este tiempo de descanso permite el buen estado de salud en ellos:

  • Menores de 1 año (bebés): de 0-3 meses deben dormir de 14 a 17 horas y de 4-11 meses de 12 a 16 horas.
  • Niños de 1 a 2 años: de 11 a 14 horas, incluyendo las siestas.
  • Niños de 3 a 4 años: de 10 a 13 horas.

Pero ¿Cómo podemos acostumbrar a los niños a dormir solos?

La consejera y experta en el tema, Tracy Hogg, explica la perspectiva de un sueño razonable en su muy conocido libro “El lenguaje secreto de los bebés”, en una parte especial dedicada al sueño. La escritora asegura que este método podría funcionar en la medida en que toda la familia esté comprometida, respetando por supuesto las necesidades de todos: los padres para que tengan un descanso adecuado y los niños para que duerman recibiendo la tranquilidad necesaria.

Aquí les mostramos los 8 consejos de la experta para que el niño se acostumbre a dormir solo:

  1. Llevar al niño a la cama antes de que se quede dormido: crear una temperatura adecuada, una luz suave y un ambiente confortable.
  2. Observar sin intervenir: esto quiere decir que no es necesario hacer nada, pero es muy importante observar el comportamiento y dejar que el niño se duerma solo.
  3. Tener autonomía no quiere decir que se abandone: no es necesario dejar que el bebé llore, sino satisfacer sus necesidades, como cargarlo si está llorando. Pero luego de esto, debe dejarlo cuando su necesidad se encuentre satisfecha.
  4. Mantener siempre la misma actitud: cuando se realiza algo repetitivo, de alguna forma te encuentras educando a tu hijo. Si lo sostienes en tus brazos siempre, es como si le dieras a entender que de esta manera es como se debe dormir.
  5. Crear hábitos a la hora de dormir: los niños son habituales, por lo tanto, se puede crear una rutina de baño, leerle un cuento en voz alta o una canción de cuna. Lo importante es repetir las mismas prácticas todos los días en el mismo orden.
  6. No se debe permitir que el niño dependa de ayuda externa: darles su biberón o darle el pecho, no está mal, pero no deben acostumbrarse a ello para mantenerse callados. Se debe dar la oportunidad de que se calmen solos.
  7. Estar atentos al acostarlos: se necesita que haya un entorno muy tranquilo para permitirles que duerman bien.