Trucos para dejar las zapatillas blancas como nuevas

Entre los múltiples tipos de calzado que vemos hoy en día, las zapatillas blancas se han convertido no solo en el calzado fundamental de hombres y mujeres, sino también en el zapato más representativo de estos tiempos. Las zapatillas, en especial las blancas, se pueden utilizar con prácticamente todo, desde los vestuarios más informales como los vaqueros, hasta los trajes más elegantes.

Los zapatos nuevos son muy agradables de usar, pero mantenerlos limpios y completamente blancos no es nada fácil. Con el paso del tiempo, las zapatillas blancas terminan ensuciándose e incluso poniéndose amarillentos.

Por fortuna, existe una solución muy fácil para este problema. Aunque podemos pensar en meterlos directamente en la lavadora, también entendemos que no se trata de ropa, sino de zapatos, por lo tanto, el agua, el jabón, los movimientos de la lavadora y la humedad excesiva que se produce, podrían dañar las entresuelas y las plantillas.

Por consiguiente, esos zapatos blancos (de lona o cuero) que tanto nos gustan, pueden volver a estar como nuevos con algunos productos que a lo mejor tengas en tu hogar. Solo necesitas 6 cosas para recuperar tus zapatillas y en solo 5 minutos.

  1. Agua caliente
  2. Cepillo para los zapatos
  3. Un viejo cepillo de dientes
  4. Jabón para platos
  5. Bicarbonato de sodio
  6. Un paño limpio

¿Cómo debemos limpiar nuestras zapatillas blancas?

  • Lo primero es quitarles los cordones, así se pueden meter en la lavadora sin riesgos de que se dañen. Lávalos cuantas veces creas necesario allí hasta que estén limpios.
  • Utiliza un cepillo de zapatos de cerdas duras para quitarle todo el exceso de suciedad de su superficie.
  • Por otra parte, en un tazón pequeño, añada un vaso de agua caliente, dos cucharadas de jabón para platos y cinco cucharadas de bicarbonato de sodio, mezcle bien y aplíquelo en toda la superficie de los zapatos con un cepillo de dientes. Si los zapatos están excesivamente sucios, puede agregar a la mezcla un poco de agua oxigenada.
  • Por último, no los coloque debajo del grifo. Utilice un paño húmedo limpio bien escurrido y retire poco a poco los restos de la mezcla hasta que observe sus zapatos completamente limpios.
  • Déjelos secar a temperatura ambiente.
  • Para finalizar, cuando sea necesario puede eliminar cualquier pelusa que se haya creado en la zapatilla con una cuchilla de afeitar.