Trucos y Astucias

Trucos para que tu maleta de mano pese menos

Si eres un viajero frecuente, seguramente te has enfrentado al desafío de hacer que tu maleta de viaje pese menos. Ya sea por las restricciones de peso impuestas por las aerolíneas o por tu propia comodidad, llevar una maleta más ligera puede marcar la diferencia en tus viajes.

Elige una maleta ligera y resistente

El primer paso para hacer que tu maleta de viaje pese menos es elegir una maleta ligera y resistente. Las maletas de tela suelen ser más ligeras que las rígidas, aunque esto puede variar según el modelo. Opta por una que cumpla con tus necesidades de tamaño y que sea lo más liviana posible. Recuerda que la calidad es fundamental para garantizar su durabilidad y resistencia a lo largo de tus viajes.

Recuerda llevar lo esencial

Antes de comenzar a empacar, realiza una lista de los enseres que necesitarás durante tu viaje. Esto te ayudará a tener una visión clara de lo que realmente necesitas y evitará que lleves objetos innecesarios. Selecciona cuidadosamente tus pertenencias, priorizando aquellas prendas y accesorios versátiles que puedas combinar entre sí. Presta especial atención a las chaquetas y zapatos, ya que suelen ser los elementos más pesados en una maleta.

Enrolla tu ropa en lugar de doblarla

Un truco efectivo para ahorrar espacio y reducir el peso de tu maleta es enrollar la ropa en lugar de doblarla. Esta técnica no solo te permitirá optimizar el espacio, sino que también evitará que tus prendas se arruguen. Enrolla cada prenda de manera compacta y colócala una al lado de la otra en la maleta. De esta forma, podrás ver fácilmente todo lo que llevas y aprovechar al máximo el espacio disponible.

Utiliza bolsas de compresión al vacío

Si necesitas llevar una gran cantidad de ropa en tu maleta, considera utilizar bolsas de compresión al vacío, las cuales te permiten reducir el volumen de tus prendas al extraer el aire contenido en ellas. Simplemente coloca tu ropa en la bolsa, ciérrala herméticamente y utiliza una aspiradora o tus manos para eliminar el aire.

Opta por productos de higiene en tamaño viaje

Los productos de higiene personal suelen ocupar mucho espacio y añadir peso innecesario a tu maleta. Para hacer que tu equipaje sea más ligero, selecciona tus productos esenciales en tamaño viaje. Opta por envases pequeños y ligeros que cumplan con tus necesidades durante el viaje. Además, si tu destino lo permite, considera adquirir los productos de higiene necesarios en el lugar de destino en lugar de llevarlos desde casa.

Utiliza tecnología para reducir el peso

En la era digital, existen numerosas alternativas tecnológicas que pueden ayudarte a reducir el peso de tu equipaje. Por ejemplo, puedes optar por llevar libros electrónicos en lugar de libros físicos, utilizar aplicaciones de traducción en tu teléfono en lugar de llevar diccionarios o guías impresas, y utilizar servicios de almacenamiento en la nube para guardar documentos en lugar de llevarlos en papel. Estas opciones te permitirán llevar menos peso en tu maleta sin sacrificar la funcionalidad y la comodidad.

Prendas de secado rápido

Otro truco para hacer que tu maleta sea más ligera es utilizar prendas de secado rápido que están fabricadas con materiales que se secan rápidamente después de ser lavadas, lo que te permitirá llevar menos ropa en tu equipaje. Además, suelen ser ligeras y ocupar menos espacio en la maleta. Opta por este tipo de prendas para maximizar la eficiencia de tu equipaje.

Aprovecha los espacios vacíos

Cuando estés empacando tu maleta, aprovecha al máximo los espacios vacíos. Por ejemplo, utiliza los zapatos para guardar calcetines, ropa interior u otros accesorios pequeños. También puedes utilizar los espacios entre los objetos más grandes para guardar artículos adicionales. Aprovechar los espacios vacíos te permitirá optimizar el espacio en tu maleta y llevar más cosas sin aumentar el peso.

Considera comprar artículos en tu lugar de destino

Si tienes la posibilidad, considera comprar artículos adicionales en tu lugar de destino en lugar de llevarlos desde casa. Por ejemplo, productos de higiene personal, como champú y jabón, suelen estar disponibles en la mayoría de los destinos.

Revisa las políticas de equipaje de las aerolíneas

Antes de viajar, asegúrate de revisar las políticas de equipaje de las aerolíneas con las que volarás. Cada aerolínea tiene sus propias restricciones de peso y tamaño de equipaje, por lo que es importante que conozcas estas regulaciones para evitar cargos adicionales por exceso de equipaje. Asegúrate de cumplir con las políticas establecidas y ajusta tu equipaje en consecuencia.

3.5/5 - (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira