¿Tu gato se hace pis en la cama? 5 trucos definitivos para deshacerte del olor

Foto : Adobe Stock

Cuando tenemos mascotas en casa, suelen suceder cosas no muy agradables como que nuestro compañero se suba a la cama y se haga pis. Este es un evento muy desafortunado que mancha nuestras sábanas y genera olores desagradables pese a que se limpie el lugar, puesto que este líquido llega hasta el colchón. Por lo que, aunque dejemos todas las ventanas y puertas abiertas para que la habitación se ventile, no será de mucha ayuda si no se realiza una limpieza más profunda. Afortunadamente, existen métodos que son muy eficaces y nos pueden ayudar a solucionar este gran problema.

Nunca utilices cloro.

Si bien es cierto que el cloro elimina las manchas y el fuerte olor que desprende la orina de tu gato, esta no es una buena opción, y, de hecho, resulta ser todo lo contrario a lo que esperas. Una vez seca la zona afectada, tu gato procederá nuevamente a utilizar tu cama como baño debido a que por dentro el olor permanecerá y el felino identificará al espacio como parte de su baño.

Jugo de limón.

Para nadie es un secreto que las propiedades del limón son excepcionales para la limpieza y los malos olores. Basta con exprimir el jugo de medio limón sobre el lugar afectado, frotarlo y dejarlo actuar durante unos 15 minutos, después de eso solo se debe lavar la zona afectada con agua tibia y dejar reposar.

Vinagre blanco y bicarbonato como método de limpieza.

Actualmente la mayoría de las personas reconocen las propiedades limpiadoras del bicarbonato y el vinagre. Lo primero que tienes que hacer es mezclar bicarbonato de sodio con vinagre hasta crear una solución uniforme para luego aplicarla usando un pañuelo en el lugar afectado para comenzar a tratar el problema.

Cristales de sosa.

No es posible lavar el colchón usando la lavadora el colchón, pero si podemos usar cristales de sosa para tratar cualquier problema relacionado con manchas y olores. Lo primero es echar en el lugar afectado un poco de agua con gas, una vez mojada la zona, esparcir una mezcla de cristales de sosa y agua hecha. Después, solo tienes que dejarle actuar durante unos minutos y dejar secar.

Aceites esenciales.

Esta opción suele ser una de las últimas instancias, solo debe ser considerada después de haber todas las otras opciones. No se trata de nada complicado, solo tienes que aplicar un aroma que no le agrade a tu mascota sobre las sábanas y la cama para hacer que esta se mantenga alejada, las más recomendadas son las esencias de lavanda, limón o eucalipto.