LifeStyle

¿Tienes estos puntos rojos en tu piel? Deberías leer esto y saber si tienes que preocuparte

Imaginamos que has visto brotes inesperados de puntos rojos en tu piel. Bueno, este tipo de brotes que aparecen repentinamente y nunca se van suelen ser llamados «puntos de rubí».

Debes saber que estos puntos rojos son angiomas adquiridos, que contienen un componente genético y usualmente están relacionadas con el envejecimiento de la piel. Pero no porque no sean cancerígenos o porque no estén relacionados con los rayos ultravioleta, se debe olvidar la importancia de los chequeos regulares.

Te daremos 3 datos básicos acerca de las puntos rojos en la piel

  1. Estos puntos, por lo general aparecen entre los 40 o 45 años. Esto no quiere decir que no lo podamos padecer en nuestra infancia o en nuestra adolescencia.
  2. Son muy impresionantes a simple vista. Son bastante antiestéticas y su color es muy brillante.
  3. Se pueden realizan cirugías para quitar los “puntos rubí” que obtenemos genéticamente de nuestros progenitores.

Pero ¿Qué son estos puntos rojos?

Son diminutas dilataciones capilares creadas por las ráfagas del sistema vascular. Generalmente se forman en los brazos y/o el pecho. Especialistas dicen que estos puntitos  son similares a las varices. De igual forma, hay que entender que se trata de tumores benignos, solo son acumulaciones de células melanocíticas que no se convierten en células malignas, en comparación a los lunares.

Puntos y manchas rojas en la piel.

Los hemangiomas son marcas de nacimiento que muchos tenemos. Son diminutas malformaciones capilares que, por lo general, aparecen en la cara o el tronco de los niños. Pueden tomar un color rojizo o un color más violáceo. También pueden quedarse con nosotros lo que nos resta de vida o desaparecer con el paso del tiempo.

¿Debes preocuparte por su apariencia?

Como mencionamos anteriormente, estas puntos no son cancerosas, al contrario, son tumores benignos, pero que no deben dejarse en el olvido para asegurarnos que no aparezcan en grandes cantidades en cualquier zona del cuerpo.

Si sientes algún dolor, comezón o molestia, consulta a tu médico o ve al centro de salud más cercano. Si ves que sangran con solo tocarlos, acude a tu dermatólogo de confianza, y, si notas que los bordes son ásperos o irregulares o que el color rojo se oscurece, asiste con un especialista.

Entonces ¿Se pueden eliminar estos puntos?

La respuesta es sí, y se emplea un tratamiento de electrofulguración que quema la punto, o se usa un láser o un bisturí eléctrico. Este es un método seguro, pero no debemos intentar retirarlas por nuestra cuenta, ya que pueden obtenerse efectos secundarios no deseado, solo los expertos en dermatología pueden hacer esto.

Publicaciones relacionadas