Todos los días un hombre entra a un bar, bebe una cerveza solo y luego se va, ¿qué hace el cantinero?

Un cantinero, Benjamín, dueño de un bar en Northampton, notó que todos los días entraba en su bar un hombre que se sentaba y pedía una cerveza, a veces dos, bebía, pagaba y se iba.

Aquel hombre, un anciano, era muy tierno con él y por eso un día el barman se le acercó y tuvo una charla con él y después escribió el siguiente post social: «Este es Juan, uno de los clientes habituales, viene al bar todos los días y pide un par de cervezas. En las últimas semanas he notado que nunca ha hablado con nadie, que siempre está sentado solo. Hoy he aprovechado la oportunidad para sentarme con él y charlar. Juan me dijo que ya no tiene a nadie porque toda su familia está muerta, que vive solo y nunca habla con nadie.

De hecho, se sorprendió mucho de que yo me acercara a su mesa para hablar con él y se puso muy contento. Quería compartir su historia porque me gustaría que algunos de vosotros le dejarais un pequeño mensaje en los comentarios para que se sintiera menos solo, le enseñaría vuestros mensajes la próxima vez que venga a tomar la pinta habitual».

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Los usuarios de las redes sociales respondieron inmediatamente enviando mensajes, invitaciones a almorzar o incluso sólo para charlar.

Por primera vez el uso de las redes sociales fue verdaderamente humano.