Un bebé declarado muerto empieza a llorar justo antes de ser enterrado

El pequeño, declarado muerto por los médicos del hospital, comienza a llorar mientras cavaban la tumba donde sería enterrado. Es la historia surrealista que sucedió en Dhaka, la capital de Bangladesh.

La familia del pequeño viene de una aldea de Malanga, en el distrito de Gopalganj Sadar. La madre, Shahinur Begum, de 28 años, y el padre, Yassin, conductor de autobús de la BRTC, esperaban a su segundo hijo, quién para los médicos había nacido sin vida. Yassin le dijo a uno de los periódicos más influyentes de Bangladesh local Prothom Alo, que había llevado a su esposa al hospital de urgencias porque ya estaba lista para dar a luz.

La mujer, Shahinur Begum, fue ingresada de inmediato en la sala de ginecología. Los médicos informaron que la mujer tenía la presión arterial alta y, por lo tanto, se mantuvo bajo estricta vigilancia.

El miércoles por la noche la llevaron a la sala de partos para intentar iniciar un parto natural, pero fue en vano, el bebé nació el viernes. Poco después del nacimiento, los padres recibieron la trágica noticia: el bebé nació muerto. Tan seguro estaba el personal del hospital, que entregaron el certificado de defunción rápidamente a los padres.

Fue así como el padre envolvió el cuerpo de su bebé recién nacido y se dirigió al cementerio de la localidad. Pero, justo cuando estaban cavando la tumba, el bebé comenzó a moverse y llorar. Una escena tan increíble que ni siquiera parece real.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

«De repente la manta en la que estaba envuelto el niño empezó a moverse y pude escuchar como lloraba», dijo Yassin.

Al principio le costaba creer lo que estaba pasando, pero instintivamente tomó al bebé y corrió de vuelta al hospital. El bebé fue admitido de inmediato en la sala de neonatos, donde fue declarado en excelente estado de salud después de numerosos exámenes y controles médicos.

El hospital canceló el certificado de defunción y entregó un nuevo certificado, esta vez de nacimiento normal. El director del Colegio Médico de Dhaka se pronunció sobre este incidente: «Formaremos un comité de investigación con el jefe del departamento y trataremos de averiguar qué fue lo que realmente sucedió con este caso”. Por otro lado, la policía local también ha comenzado con una investigación sobre lo ocurrido para llegar a la mejor conclusión.