Un estudio advierte que el coronavirus puede «sobrevivir» bajo los zapatos y transmitir hasta a 4 metros de distancia

El estudio refuerza la importancia de «mejorar las prácticas de seguridad del personal médico», especialmente cuando se trabaja en cuidados intensivos.

Un nuevo estudio realizado en un hospital de Wuhan, China, concluyó que el coronavirus se mantiene en el aire en áreas donde los pacientes han estado y podría haber un riesgo de infección hasta a 4 metros de distancia. Además, el coronavirus fue detectado en las suelas de los zapatos de los trabajadores de la salud.

La investigación, publicada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDCP), se llevó a cabo entre el 19 de febrero y el 2 de marzo de 2020 en el Hospital Huoshenshan de Wuhan, la ciudad donde comenzó el brote de Covid-19.

El estudio

Los investigadores analizaron «muestras de aire y superficie» de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y de una sala general con pacientes de Covid-19. Llegaron a la conclusión de que el coronavirus estaba «ampliamente distribuido en el suelo, en los mouse de las computadoras, en los botes de basura y en los pasamanos», como se indica en el estudio. El virus del SARS-CoV-2 fue «detectado en el aire a 4 metros de los pacientes», lo que indica que la transmisión puede ocurrir a esta distancia.

Los investigadores explican que se recogieron «muestras de hisopos» de «objetos potencialmente contaminados», así como de «aire interior» y «para detectar la exposición al aerosol» muestras del virus. Los autores del estudio recuerdan que las principales vías de transmisión del SARS-CoV-2 son «las gotas respiratorias y el contacto cercano».

Las conclusiones

Las conclusiones obtenidas indican que «la tasa de positividad fue relativamente alta para las muestras de suelo», con énfasis en la UCI donde fue del 70% contra sólo el 15,4% en el sector general. «La gravedad y el flujo de aire» podrían haber causado que «la mayoría de las gotas del virus» caigan al suelo, explican los investigadores.

«Mientras el personal médico entraba en la sala, el virus se encontraba en todo el piso, como lo indica la tasa de 100% de positivos en el piso de la farmacia, donde no había pacientes», también se refieren, señalando que «todas las muestras de las suelas de los zapatos del personal médico de la UCI dieron positivo».

«Las suelas del personal médico pueden actuar como portadoras» del coronavirus, dicen los científicos. Por lo tanto, la recomendación de que «las personas desinfecten las suelas de los zapatos antes de salir de las salas donde se encuentran los pacientes de Covid-19» sigue siendo válida.

Además, «se ha encontrado una tasa de positividad relativamente alta para las superficies de los objetos que suelen tocar el personal médico o los pacientes». Las tasas más altas se encontraron en el mouse de la computadora (75% en la UCI y 20% en la sala general), seguidos por los botes de basura (60% en la UCI) y los pasamanos (42,9% en la UCI).

El estudio también muestra «resultados positivos esporádicos» en «las mangas y los guantes del personal médico», lo que sugiere que los trabajadores de la salud deben tener prácticas de higiene «inmediatamente después del contacto con el paciente». También hubo una alta tasa de positividad en las mascarillas de los pacientes, como era de esperar, por lo que estas mascarillas deben «desinfectarse adecuadamente antes de su eliminación», recomiendan los investigadores.

«La distancia de transmisión puede ser de hasta 4 metros.»

La investigación también concluye que «la exposición a los aerosoles del SARS-CoV-2 conlleva riesgos» y que «la distancia de transmisión puede ser de hasta 4 metros». «Los aerosoles cargados de virus se concentraban principalmente cerca de los pacientes».