Un estudio noruego confirma que el Coronavirus fue creado en laboratorio

Las investigaciones noruegas, en la línea de las afirmaciones de Montagnier, confirman que el Coronavirus fue creado en el laboratorio.

Un científico noruego afirma que el Coronavirus fue creado en el laboratorio, no tiene un origen natural para la pandemia. La investigación, publicada en la Revista Quarterly Review of Biophysics, involucra a expertos del Reino Unido y Noruega, con el apoyo del ex presidente del MI6 británico Sir Richard Dearlove.

Según estudio, el coronavirus fue creado en el laboratorio

Birger Sørensen y el profesor Angus Dalgleish muestran que la proteína Spike contenida en el Coronavirus tiene secuencias en su interior que parecerían ser insertadas artificialmente.

También subrayan la falta de mutaciones desde su descubrimiento, lo que sugeriría su previa adaptación a los humanos.

Sørensen dijo al periódico NRK que el Covid-19 tiene características enormemente diferentes al SARS, que nunca fueron descubiertas en la naturaleza. Según el científico, China y los Estados Unidos han colaborado durante varios años en la investigación de los coronavirus, de los cuales la enfermedad forma parte. «Ambos países han participado en estudios en los que se puede mejorar la patogenicidad, o la transmisibilidad, de los posibles agentes pandémicos para comprenderlos mejor», dijo.

La conspiración de Montagnier

Estas son declaraciones verdaderamente ardientes, que apoyarían así la teoría de Luc Montagnier, Premio Nobel de Medicina y científico francés. Hasta la fecha, de hecho, esta hipótesis se considera extremadamente conspirativa e infundada, tanto que la misma Oms e Iss la han rechazado.

Según Montagier, el Coronavirus «se escapó» de un laboratorio en Wuhan mientras se realizaban experimentos con una vacuna contra el SIDA. «Un trabajo de aprendiz de brujo», dijo, «no debemos olvidar que estamos en el mundo de la naturaleza, hay equilibrios que deben ser respetados.

También puedes leer: Los casos de Coronavirus están aumentando más rápido que nunca en todo el mundo