Inicio LifeStyle Un estudio reconoce la dieta menos dañina para el medio ambiente

Un estudio reconoce la dieta menos dañina para el medio ambiente

Algunas verduras son menos sostenibles para el medio ambiente que el pollo y el cerdo. Esto fue demostrado por un equipo de investigadores estadounidenses en un estudio publicado en Environment Systems and Decisions

Berenjenas, lechugas, pepinos, apio. ¿Estamos realmente seguros de que hacen tanto bien al medio ambiente como a la salud? Según un estudio publicado en la revista Environment Systems and Decisions, comer lechuga es tres veces más dañino que comer tocino. Lo mismo ocurre con otras verduras que serían menos eco-sostenibles que el pollo y el cerdo. Al mismo tiempo, la producción de berenjenas y pepinos consume más agua y energía, produciendo más gases de efecto invernadero. Esto fue demostrado por investigadores de la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, Pensilvania, en investigaciones diseñadas para reavivar la controversia entre vegetarianos y carnívoros.

Las estimaciones muestran que las dietas vegetarianas y las más saludables (frutas, verduras y pescado) tienen un impacto medioambiental mayor del que se suponía hasta ahora. Teniendo en cuenta los hábitos típicos de los americanos a la hora de comer, los investigadores han intentado calcular los recursos necesarios para la producción, el transporte, la venta y la conservación de los productos alimenticios en el hogar, en términos de agua, consumo de energía y emisiones de gases de efecto invernadero.

Luego trataron de rehacer las cuentas, para ver qué podía pasar siguiendo las recomendaciones para una dieta más saludable hechas por el Departamento de Agricultura de los EE. UU.(USDA): un mayor consumo de frutas, verduras, productos lácteos y pescado terminaría incrementando el consumo de energía en un 38%, mientras que el agua utilizada aumentaría en un 10% y las emisiones de gases de efecto invernadero en un 6%.

Existe una compleja relación entre los alimentos y el medio ambiente. Lo que es bueno para nuestra salud, no siempre es bueno para el medio ambiente y es importante que los responsables de realizar las pautas alimentarias sean conscientes de ello.