Actualidad

Un hombre le daba de comer piedras a un perro y murió, solo le dieron 6 meses de prisión

Un hombre maltrató a su perro, lo mató de hambre y lo obligó a comer piedras. Esta persona fue arrestada, pero pagó por la muerte de su animal con sólo seis meses de prisión. El horrible episodio ocurre en Ohio.

Un hombre que maltrató a su perro durante mucho tiempo, incluso alimentándolo con piedras para aplacar su hambre, sólo cumplió seis meses de prisión después de la muerte del animal, a pesar de todas las posibles circunstancias agravantes para cumplir una sentencia mucho mayor. La fatal historia, con un final aún peor, ocurrió en Ohio, en los Estados Unidos.

El perro, un Doberman Pinscher de dos años de edad, fue atado a una cadena durante casi toda su vida, en un rincón estrecho, sucio e insalubre; este señor casi nunca alimentó al animal de cuatro patas que, por espíritu de supervivencia y para aplacar su hambre, llegó incluso a tragar piedras que causaron así lesiones al sistema digestivo.

El resto del cuerpo ya estaba reducido a un estado cadavérico. La tortura del hombre causó innumerables heridas en la cara y el cuerpo del perro, al que también se le cortó parte de la lengua: la bestia pesaba sólo 9 kilos cuando fue detenida por los hombres de Animal Friends, que no pudieron salvar al perro ante una situación demasiado comprometida: después de sólo cinco días de libertad, el Doberman murió.

Al hombre solo le dieron 6 meses de prisión

La controversia en Estados Unidos se acentuó después de que el abogado de este abusador declarara que el perro murió porque tenía una constitución débil y ciertamente no por hambre o maltrato durante años. Todo esto parece irreal, sin embargo, después de los numerosos juicios que se han llevado a cabo, nadie puede explicar cómo este individuo puede salir con unos pocos meses de prisión.

El dueño del perro, David Neanover, de 36 años, despertó indignación tanto por la tortura que había cometido como por el irrisorio castigo que debía cumplir. La comunidad del condado de Butler ha confiado su indignación al sheriff, quien expresa su gratitud por la información recibida de los ciudadanos, que permitieron que el perro fuera rescatado, aunque brevemente; la propia gente está disgustada por el poco peso que la justicia ha dado a las graves acusaciones que pesan sobre David y espera que haya una forma de revisar la sentencia.

También puedes leer: Según estudio, dos manzanas al día reducen el colesterol