Comer un huevo antes de ir a la cama podría tener efectos milagrosos

De la mesa a la cama: los huevos son la panacea para un sueño largo y reparador. De hecho, según el médico naturista Nick Bitz (principal autor científico de YouTheory), un huevo – preferiblemente cocido – podría ser el mejor bocadillo de la noche. Explicó por qué durante una entrevista en el sitio web de Wellandgood.

«He descubierto», dijo el Dr. Bitz, «que si comemos algo de proteína por la noche, antes de dormirnos, tal vez unos 6 gramos de proteína, que es el equivalente a un huevo, podríamos lograr un buen equilibrio de azúcar en la sangre durante el sueño». Una declaración hecha durante el Well + Good TALK en la ciudad de Nueva York.

Pero tenga cuidado, porque demasiados huevos perjudican, y más de dos huevos al día pueden aumentar el riesgo de ataque al corazón y derrame cerebral. Otro estudio también revela que comer hasta cuatro huevos a la semana reduciría el riesgo de maculopatía a la mitad.

También puedes leer: Dieta del huevo: 5 diferentes dietas efectivas para perder peso