Belleza

Remedio casero para frenar la caída del cabello

¿Estás perdiendo mucho cabello? No te preocupes, a continuación te contamos la cura milagrosa de la abuela

En cada cambio de estación sucede siempre la misma cosa: nuestro cabello empieza a caerse descontroladamente. Pero si para muchas de nosotras el problema sólo se plantea en momentos circunstanciales del año, para otras es un verdadero dolor de cabeza constante.

El estrés, la contaminación y la acumulación de toxinas, relacionadas con la alimentación, son factores que a menudo determinan el problema de la pérdida de cabello. Muchas de nosotras contamos con verdaderos cuidados para afrontar el problema, pero hoy queremos sugerirte un remedio de la abuela capaz de dar resultados inesperados.

Ingredientes:

2 cucharadas de aceite de ricino.

1 yema de huevo.

1 cucharada de miel ecológica.

La mezcla que se va a preparar es un tratamiento que vamos a aplicar antes de proceder con el lavado capilar, el cual nos ayudará a disminuir la caída del cabello y lo hará más suave, brillante y con más volumen.

Agrega los 3 ingredientes en un bol y mezcla hasta obtener una mezcla líquida y homogénea que deberás esparcir con mucho cuidado por todo el cabello, desde la raíz hasta las puntas. Cubre el cabello con un gorro de baño o con film transparente y deja actuar al tratamiento por un par de horas.

Lavamos el cabello con nuestro champú habitual y desenredamos con el acondicionador.

Como en todos los tratamientos de belleza, la constancia es la verdadera clave: si tratas tu cabello con esta mascarilla una vez a la semana durante al menos 10 semanas consecutivas, conseguirás un pelo como nuevo, no sólo más sano sino también más bonito y radiante.

Si realmente crees que estás perdiendo demasiado cabello, sin duda vale la pena probar este remedio de casero, pero si no tienes éxito, por supuesto, consulta a un médico: sólo un profesional puede ayudarte con este problema.