Una «broma» por parte de su amiga termina en una terrible tragedia

Credit : Facebook

Una mujer que no sabía que se encontraba en estado de embarazo tuvo un aborto espontáneo después de que una amiga le jugara una broma.

Keeley Harrison puso en marcha el coche de su amiga Megan Meredith mientras esta se encontraba caminando, causando que cayera con fuerza y se rompiera el tobillo y la rodilla, hasta el punto de necesitar intervención quirúrgica de emergencia.

Credit facebook

El desafortunado pensamiento de la ex amiga de la futura madre.

Todo comenzó cuando Meredith fue a tirar la basura cerca de su casa y su amiga Keele se fue al asiento del conductor del auto con la intención de hacerle una broma que al parecer ella no pensó que podría haberse convertido en una tragedia. Keeley Harrison, de 20 años, cerró las puertas e intentó irse en el coche de su amiga, para luego frenar bruscamente, causando que Meredith cayera al suelo por la fuerza de aceleración del coche.

Después de haber pasado el accidente, Meredith se enteró de que estaba embarazada, ya que había sufrido un aborto espontáneo por causa del suceso, además de una fractura de tobillo derecho y otra fractura en la tibia derecha.

Aunque ha pasado por una operación, Meredith ha quedado con varias secuelas y problemas de salud que deben ser tratados. Además, también le han dicho que puede que su pierna nunca se recupere por completo o vuelva a funcionar tan bien como una vez lo hizo.

Su amiga Megan Harrison, fue condenado a 18 meses de prisión en una institución especial para delincuentes juveniles, con una sentencia suspendida de 18 meses. Además, se le ha prohibido conducir cualquier tipo de vehículo durante dos años, y tiene la obligación de hacer 180 horas de trabajo comunitario sin remuneración alguna y pagar 600 libras de gastos por el tratamiento de Keeley Harrison.