Una dieta rica en té, manzanas y bayas disminuye la presión arterial: todo gracias a los flavanoles

Los flavanoles bajan la presión arterial y por lo tanto una dieta rica en estas moléculas es una panacea para nuestro sistema cardiovascular. Los resultados del estudio, realizado en la Universidad de Reading (Reino Unido), confirman la importancia de consumir alimentos como manzanas y bayas, pero también té y cacao, para combatir la hipertensión.

El estudio se llevó a cabo analizando la dieta de más de 25.000 personas en Norfolk, Reino Unido, y comparándola con su presión arterial. Sin embargo, a diferencia de investigaciones similares, en este trabajo no se recopiló información basada en declaraciones proporcionadas por voluntarios, sino que se hicieron mediciones objetivas de los niveles de flavanol utilizando biomarcadores nutricionales en la sangre.

Con resultados sorprendentes

Los que tomaron un 10% menos de flavanoles mostraron una presión sanguínea más baja entre 2 y 4 mmHg y el efecto pareció más marcado en los que sufrían de hipertensión.

«Lo que este estudio nos ofrece es un hallazgo objetivo sobre la asociación entre los flavanoles -presentes en el té y en algunas frutas- y la presión arterial», explica Gunter Kuhnle, que dirigió el estudio, «Esta investigación confirma los resultados de anteriores estudios de intervención dietética y demuestra que se pueden obtener los mismos resultados con una dieta regular rica en flavanoles». En la dieta británica, las principales fuentes son el té, el cacao, las manzanas y las bayas».

Los resultados, de hecho, no tienen en cuenta la variabilidad natural del contenido que se puede encontrar en los alimentos.

«Al contrario de lo que ocurre con los datos dietéticos autodeclarados, los biomarcadores nutricionales pueden abordar la enorme variabilidad en la composición de los alimentos -concluye Kuhnle-, por lo que podemos atribuir con seguridad las asociaciones que hemos observado a la ingesta de flavanol».

Por consiguiente, según los autores, si la población en general aumentara el consumo de flavanol, podría producirse una reducción general de la incidencia de las enfermedades cardiovasculares.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

«Este estudio añade información clave a un creciente conjunto de evidencias que apoyan los beneficios de los flavanoles en la dieta para la salud y la nutrición», añade Hagen Schroeter, otro coautor de la investigación.

Las moléculas, que pertenecen a un grupo más amplio de compuestos aromáticos y también están presentes en la parte sólida de las uvas (piel, semillas y tallos), habían sido objeto de estudios anteriores, que confirmaron sus efectos beneficiosos en la diabetes de tipo 2, uno de los principales publicados en 2013 en Diabetes Care.

El trabajo, financiado por el Consejo de Investigación Médica e Investigación del Cáncer del Reino Unido, fue publicado en Nature’s Scientific Reports.

También puedes leer: Las 8 virtudes excepcionales de la pitaya o «fruta del dragón».