LifeStyle

Una foto ayuda a una joven a descubrir que había sido secuestrada cuando era niña

Seguramente somos muy pocos lo que pensaríamos que se puede robar un bebé en un hospital con toda la seguridad que se tiene en las instalaciones, sin embargo, una mujer, llamada Lavona Solomon, consiguió salir con una niña sin ser detectada, esto sucedió en un hospital de Ciudad del Cabo en abril de 1997.

Una selfie que cambió vidas.

El destino le dio a Lavona una desagradable sorpresa cuando su única hija, llamada Miché, conoció a alguien muy especial en su escuela, motivo por el que se tomaron una foto que causó furor. Después de la foto, la amiga de Miché, Cassidy Nurse, mostró a sus padres la selfie con su nueva amiga, donde ambos la reconocieron y preguntaron a Miché por su fecha de nacimiento, siendo 1997 la respuesta, encajando muchas piezas que poco a poco fueron comenzando a caer en su lugar.

La foto que reveló el secuestro.

Unos días más tarde, los trabajadores sociales de la ciudad se presentaron en la escuela de las niñas y le explicaron a Miché que 17 años antes habían secuestrado a una niña llamada Zephany Nurse en un descuido, y que sospechaban que podía ser ella. Sin saber lo que iba a pasar y confiada del amor de sus padres, Miché aceptó hacerse una prueba de ADN con Cassidy.

En una entrevista posterior a lo ocurrido, la chica dijo: “Creía tanto en la madre que me había criado, que estaba muy convencida de que nunca me había mentido, sobre todo si hablamos de quién soy y de dónde vengo, por eso algo como una prueba de ADN no me asustaba, estaba segura de que el resultado sería negativo”.

La prueba de ADN reveló la desgarradora verdad.

Cuando recibieron los resultados del laboratorio, Miché tenía pruebas de que realmente era Zephany y de que Cassidy era su hermana y los padres de Cassidy, Celeste y Morne, eran en realidad sus padres biológicos. La noticia sin duda alguna fue una completa sorpresa, sobre todo después de que las autoridades detuvieran a la mujer que se había hecho pasar por su madre durante todo lo que llevaba de vida.

Para la fortuna de todos, Miché tuvo la oportunidad de quedarse con su padre sustituto, el cual no había sido partícipe en el secuestro y que, de hecho, había actuado como tal toda su vida, y aunque al principio no se sintió cómoda con la llegada de su familia biológica, pudo convivir con ellos poco a poco, especialmente con sus hermanas, manteniendo una agradable relación con todos a día de hoy.

Con respecto a Lavona, fue detenida y, a pesar de haber engañado a su «hija», Miché consiguió perdonarla; gracias a ello, actualmente ambas viven una vida tranquila, pero toda su historia se ha convertido en un completo icono en las redes sociales debido al dramatismo que las rodea. ¿Cómo te sentirías tú si descubrieras algo tan increíble?

Publicaciones relacionadas