Una madre está muy grave, dio positivo al coronavirus y no podrá ver a su hija durante semanas

La historia de una madre que dio positivo al coronavirus, con graves dificultades respiratorias, no podrá ver a su hija durante semanas. Alienta a la población a mantener una distancia segura.

Ingé Kirsten es una joven de Newcastle que está entre los que han contraído el Coronavirus. Ingé, de 36 años de edad, tiene una afección cardíaca y está experimentando graves dificultades respiratorias y una tos muy fuerte. La joven publicó un vídeo de sí misma pegada a un ventilador, en el que animaba a la gente a practicar las distancias de seguridad y a respetar el aislamiento en desde el hogar.

Ingé trabaja en un Call Center, y al parecer es muy probable que haya contraído el virus en su lugar de trabajo. Según la joven «la gente no se ha dado cuenta de la gravedad de la situación». «¿Por qué no se dan cuenta los pubs y bares del peligro de permanecer abiertos? ¿Por qué la gente pone su vida en peligro? Creo que la gente cree que son inmunes. Pero nadie lo es».

Los médicos la enviaron a casa sin hacerle pruebas y le dijeron que se alejara de la gente. Su hija de 10 años, Macey, y su primo fueron forzados a aislarse lejos de ella ya que también pueden haber estado expuestos al Covid-19.

Ingé Kirsten tiene los síntomas del Coronavirus

Ingé Kirsten empezó a sentirse mal el martes pasado, después de su cumpleaños. Aunque se había quedado en casa y no había celebrado, durmió muchas horas y al día siguiente le empezó a doler la garganta, luego vino la tos fuerte. Cuando llamó a la ambulancia, los paramédicos le dijeron que continuara con el aislamiento en casa, con esteroides y paracetamol. Ingé echa mucho de menos a su hija y no sabe cuándo la volverá a ver.