Una mujer vendió a sus bebés gemelos para comprar un móvil y pagar las tarjetas de crédito

Una joven china vendió a sus gemelos, nacidos prematuramente en septiembre de 2018, pocos días después de haber nacidos. Con los 8.000 euros que recibió, pagó sus deudas y compró un teléfono móvil. La joven de 20 años explicó a la policía de Cixi que los consideraba «una carga» y que se había quedado sola, «mis padres también me habían abandonado».

La joven dijo que el padre de los niños no quería verlos. Pero cuando su pareja se enteró del dinero, volvió a casa para que le ayudará a pagar sus deudas de juego, pero ella le explicó que no quedaba dinero.

La joven de 20 años fue arrestada junto con su pareja. Se les acusa de tráfico de menores, se arriesgan a pasar hasta diez años en la cárcel. Sus hijos fueron comprados por dos familias que la pareja no conocía y que viven a kilómetros de distancia: fueron encontrados en las provincias de Anhui y Shandong.