Una pareja muere cuatro días después de su boda en un accidente aéreo

La terrible tragedia ocurrida a una pareja de recién casados sucedió en las montañas de San Juan, Colorado en Estados Unidos.

Costas John Sivyllis de 30 años y Lindsey Vogelaar de 33, fallecieron en un accidente el pasado lunes 5 de octubre en Ingram Basin al este de Telluride en las montañas de San Juan.

Los recién casados que viajaban en un pequeño avión Beechcraft Bonanza y que era piloteado por el novio, llevaba tan solo 15 minutos de vuelo, luego de despegar del aeropuerto de Telluride. Lastimosamente, la pareja se estrelló contra una montaña después de presentarse un daño en la avioneta, según informaron las autoridades del lugar.

El novio Costas John, era piloto e instructor de vuelo de United Airlines, y también presidente del Comité de Educación Nacional de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, en tanto que la novia Lindsay, se desempeñaba como asistente de vuelo en la misma aerolínea donde trabajaba Costas. Por lo tanto, los dos tenían suficiente experiencia en asuntos de pilotear, algo que llama mucho la atención sobre las causas del accidente.

Evidentemente, la historia de amor entre la pareja nació en el lugar de trabajo. Tenían una relación increíble y muchos los admiraban. Costas era de origen griego pero nacido en Estados Unidos y se había convertido en piloto desde muy joven, por lo que a sus 30 años ya tenía muchos años de experiencia consigo. Lindsey por su parte tenía el trabajo soñado, ser asistente de vuelo.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Luego de conocerse, la pareja nunca volvió a separarse. Decidieron casarse el año pasado y sus planes era hacerlo en Grecia, pero la pandemia les impidió llevar a cabo su romántico plan, por lo que pospusieron la boda. Sin embargo, los novios no quisieron esperar más para unirse en matrimonio y decidieron cambiar sus planes iniciales y realizar la boda en plena naturaleza.

La idea de casarse en el lugar vino de Lindsey, quien siempre fue amante de la naturaleza, y su novio no se opuso. A finales del mes de septiembre, los novios le informaron a sus familiares su decisión de realizar la boda en la pequeña ciudad de Colorado, que se encuentra ubicada cerca de una reserva natural. Luego de recibir la bendición de familiares y amigos, los recién casados alquilaron un biplano para pasar su luna de miel en medio de la naturaleza.

Pero lamentablemente, cuando regresaban a Florida en donde residían, su avión sufrió el accidente tan solo 15 minutos después de despegar. Los intentos de rescate fueron en vano, ya que la pareja murió instantáneamente.