Salud

Vacuna de moderna podría causar reacciones alérgicas localizadas

Se ha conocido que la vacuna de Moderna contra el Covid-19 puede provocar reacciones alérgicas localizadas como picor, dolor y parches de color rosa edematosos.

Así lo concluyeron un grupo de investigadores que se dieron a la tarea de averiguar sobre la respuesta de este biológico estadounidense. La investigación fue realizada por un equipo científico de la Universidad de Yale en Estados Unidos.

La reacción cutánea local, afirman los investigadores, tiene una duración promedio de 5 días, pero puede persistir hasta 21, recurriendo después de la segunda dosis. Por su parte, la Universidad de Yale explica el hecho cutáneo como “picante y doloroso variable”, pero al mismo tiempo especifica que no se han observado “eventos adversos graves” asociados con él.

Todas las reacciones cutáneas encontradas por los investigadores, se desarrollaron en un intervalo medio de 7 días después de la inyección de la vacuna de Moderna, en o cerca del sitio donde se colocó la inyección. Los investigadores de la universidad han explicado las reacciones como: “Manchas rosadas edematosas, dolorosas y que pican. Los resultados de una muestra de biopsia de piel demostraron un infiltrado mixto leve, predominantemente perivascular con linfocitos y eosinófilos, consistente con una reacción de hipersensibilidad de la piel”, se lee en la investigación.

“De los participantes que tuvieron una reacción a la primera dosis de la vacuna, 15 a 16 pacientes, 11 de ellos mostraron una reacción localizada similar en el mismo lugar que se colocaron la segunda dosis de la vacuna”, dicen los investigadores.

Por su parte, los resultados clínicos de toda esta serie de investigaciones, indican que las reacciones en el lugar de la inyección de la vacuna de moderna, son una reacción de hipersensibilidad retardada. Al parecer estas reacciones se pueden presentar poco después de la segunda dosis, pero son autolimitadas y no están asociadas con efectos adversos graves de la vacuna.

Sin embargo, a diferencia de las reacciones de hipersensibilidad inmediata, estas reacciones retardadas son una contraindicación para la vacuna posterior, afirman los investigadores.

Publicaciones relacionadas